Frank Miller, durante su paso por la madrileña Heroes Comic Con
Frank Miller, durante su paso por la madrileña Heroes Comic Con - Maya Balanya
CÓMIC

Frank Miller: «Podría pasarme el resto de mi vida escribiendo cómics sobre Historia»

El afamado dibujante estadounidense repasa sus obras favoritas y adelanta los protagonistas de sus dos próximos trabajos que verán la luz en 2018: Jerjes y Superman

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una mirada de Frank Miller (Olney, Maryland, 1957) basta para congelar el infierno. El hombre que cabreó (y oscureció) a Batman, que inventó la ciudad del pecado y que liquidó a un puñado de espartanos consigue que se haga el silencio cuando entra por la puerta. Su figura desgarbada, su lento caminar y su sombrero negro casi le convierten en uno de los personajes de sus cómics. Estrecha la mano muy serio y sólo cuando, acto seguido, sonríe y deja entrever sus dientes de niño travieso, aflora la personalidad del «gurú» del noveno arte, que acaba de pasar por Madrid para participar en la Heroes Cómic Con de la mano de ECC Ediciones.

El autor de « El regreso del Caballero Oscuro», « Sin City» o « 300» se sienta con ABC Cultural para recordar sus inicios y hablar de sus proyectos. Recuerda cuando Neal Adams y Will Eisner le dijeron en sus comienzos que no sabía «ni dibujar, ni escribir». Ahora, con 60 años (a punto de cumplir 61), planea nuevas aventuras para Supermán y sus tan celebérrimos espartanos, sin perder nunca de vista a Batman.

–¿Qué cree que le dirían ahora Adams y Eisner al ver en lo que se ha convertido Frank Miller?

–Creo que mis dos «padres» me darían su aprobación.

–¿Los considera sus «padres»?

–Absolutamente.

–Siempre se ha hablado de usted como el reinventor de los cómics de superhéroes. Es una fuente de inspiración para las nuevas series y películas. ¿Le gusta el tratamiento que están haciendo de sus historias en el cine y la televisión?

–Claro. Me gustan las versiones que se están haciendo en el cine. Creo que lo que está pasando es muy saludable, la expansión de la mitología en otros medios. Están llegando nuevos talentos que lo ven de una forma nueva. Es algo que comenzó hace un tiempo pero que progresa y se expande. No solo se traen personajes que se crearon en el pasado, sino que se crea una relación entre dos formas diferentes para este mundo. Es bueno para ambos.

«300» es mi obra favorita porque es una historia perfecta para contar. El relato lo tiene todo

–Usted, que es el padre de Elektra, ¿por qué cree que no hay más mujeres superhéroes?

–Porque no hay suficientes mujeres trabajando en la industria del cómic.

–¿Y por qué cree que ocurre eso?

–Porque, en un principio, los cómics se crearon y pensaron para los chicos.

–El año que viene se cumplen 80 años de la aparición de Supermán, y usted está preparando una historia sobre sus orígenes («Supermán. Year One»). ¿Qué tipo de héroe nos vamos a encontrar? ¿Va a ser tan perfecto como lo hemos conocido hasta ahora o lo va a oscurecer como hizo con Batman?

–Noooo. Si pudieras volar, si fueras el hombre más esbelto y el más fuerte del planeta... ¿Realmente crees que puedes estar enfadado? Mi Supermán no va a estar enfadado. No tiene ningún motivo para estar así.

–Conociendo sus guiones, podría provocarle un disgusto matando a Lois Lane, por ejemplo..

–(Risas). No voy a dejar que eso suceda. Tiene que entender que Krypton, el planeta de Supermán, explotó y desapareció. Si pudo superar eso, seguro que puede superar cualquier otra cosa.

–Pero no me negará que le encanta hacer sufrir a sus personajes...

–Es que se lo merecen. Así los veo yo, así me lo imagino. Parte de la trayectoria del héroe consiste precisamente en superar obstáculos con entereza. Sin perder su naturaleza.

No hay muchas heroínas porque faltan mujeres en la industria del cómic

–También he leído que está preparando una precuela de «300».

–Sí, estoy ultimando una historia sobre Jerjes y el reino persa. Llevo mucho tiempo preparándola y puedo decirle que será un libro muy grande y una gran historia.

–¿Cuál de las dos historias saldrá antes al mercado: la de Supermán o la de Jerjes?

–Las dos saldrán casi al mismo tiempo.

–Parece que el cómic, al menos en España, está viviendo su particular «boom». ¿Qué tipos de cómics recomendaría usted a los que quieren iniciarse en este arte? ¿Cuáles leía usted de niño?

–Cuando era joven leía a Superboy. Después empecé a leer historias de Supermán y Batman también. Eran los personajes más populares de mi época y todo el mundo leía sus historias. De todas formas, lo que recomiendo ahora es que cuando alguien quiera comprarse un cómic se fije en quiénes son el dibujante y el guionista. Esa es la clave.

–¿Qué autores recomendaría usted entonces?

–Hay muchos. A mí me gustan Brian Azzarello [con el que acaba de firmar la tercera parte del Caballero Oscuro, « La raza superior»], Andy Kubert [«Batman», «Liga de la Justicia»] es extraordinario. Tom King [«The Vision», «The Sheriff of Babylon»], Mark Millar [«Kick-Ass»]... Hay muchos.

–¿Y si alguien quisiera comprarse un cómic de Frank Miller por primera vez cuál le recomendaría? ¿En qué obra cree que está condensada toda su esencia?

–Que compre «300».

–¿Por qué?

–Porque es un relato buenísimo. Es la historia perfecta para contar. Además, lo tiene todo: acción, épica, romanticismo, aventura... También es una lección de historia. No es frecuente encontrar una aventura como esta. Se lo digo de verdad ahora que estoy documentándome para escribir la segunda parte [«Xerxes: The Fall of the House of Darius and the Rise of Alexander»]. Me encanta lo que estoy haciendo. Podría pasar el resto de mi carrera profesional escribiendo cómics sobre Historia.

–Siria, Corea del Norte... No sé si ve mucho la televisión, pero ¿no cree que el mundo necesita más que nunca un superhéroe?

–Ya respondí a esta pregunta en 1986 cuando todos hablaban del fin del mundo y creían que las cosas no podían ir peor. Nosotros siempre vamos a necesitar un superhéroe. Ya pasaba desde los tiempos de Robin Hood. El mundo necesita héroes.

–Y en mitad de este planeta enloquecido, Donald Trump resulta elegido presidente de los Estados Unidos...

–(Mira fijamente y piensa la respuesta) Lo único que le puedo decir es que su elección ha provocado que vivamos en una época buena para los creadores y difícil para las personas.