Una de las obras de Okuda San Miguel
Una de las obras de Okuda San Miguel
ARTE

Ferias al calor de ARCO 2018

La capital se llena de múltiples actividades que conforman lo que se denomina «la semana del arte en Madrid»: JustMad, Art Madrid o Urvanity, visitas a estudios de artistas, festivales, fiestas...

Actualizado:

ART MADRID. Cuando hace un par de años Art Madrid decidió definirse como feria para el arte (fundamentalmente) español con especial atención al realismo, se quitó de encima muchos prejuicios y ganó en credibilidad. La especialización, a priori, le sienta bien. Porque también se puede apostar por un realismo emergente (y de ahí que Okuda San Miguel sea su imagen este año). CentroCentro volverá a ser sede de una cita donde conviene atender su apuesta por los nuevos talentos y una última entrega de sus One Project, a cargo de Carlos Delgado Mayordomo.

OPEN STUDIO. Tras dos años sin celebrarse, Open Studio (iniciativa que permite colarse en los talleres de los artistas de la capital) se muda a febrero para que ésta no sea solo la semana de las galerías, sino también la de los creadores. Sin mucho sentido, algunos aprovechan para invitar a exponer allí a autores sin taller o de fuera. Hasta 30 mapean la ciudad (con especial atención a Carabanchel), poniendo el foco en los latinos residentes en Madrid. Las jornadas profesionales y el programa de coleccionistas restan a la iniciativa la espontaneidad de sus inicios.

JUST MAD. Da un poco de bajón saber que a dos semanas de abrir su IX edición, Just ha tenido que cambiar de sede (que se celebrará finalmente en Núñez de Balboa, 32; nada que ver con el primer palacete anunciado y que retrotraía a la mejor edición en sus ini- cios). Pero que este borrón no impida ver los logros alcanzados antes de su apertura por sus nuevos directores, Semíramis González y Daniel Silvo: programas de residencias, acciones con las galerías de Madrid... Just ya se vende como la primera feria con más artistas que «artistos». Y prepara el salto a Lisboa.

DRAWING ROOM. En tan solo dos ediciones, Drawing, especializada en dibujo, se convirtió en una feria redonda. Su único pero, era su sede-ratonera. Ese mal mayor se solventa este año con su traslado al Círculo de Bellas Artes. Eso también le permite expandirse, pasar de los 20 expositores de 2017 a 30 (y de 30 a 70 artistas). La publicación de la revista Papeleo, su apuesta por el arte balear de la mano de la comisaria invitada Emília Ferreira y sus actividades en Madrid más allá de su muros (como el II Encuentro de Coleccionismo en el Museo ABC), entre sus novedades.

URVANITY. Fue otra feria que llegó el año pasado y que convenció. Y eso que no lo tenía fácil, pues le tocaba demostrar que el grafiti y el arte urbano también pueden condensarse en los límites de un cuadro y generar hasta su propio mercado. La segunda edición de esta cita ocupa el hueco que Just deja en el COAM y, bajo la dirección de Sergio Sancho, se propone acercar la creación más alternativa al gran público. Para ello cuenta con artistas como Obey, D* Face o Cranio, y espacios como Swinton & Grant, Stolen Space, Delimbo o Duran OnLine en su nómina.

OTRA P*** BIENAL MÁS. La cabeza de Julio Falagán no deja de echar humo, y si hace dos años criticaba la proliferación de ferias con Otra p*** bienal más desde la galería 6más1, este año le toca alabar el papel del coleccionista en el entramado artístico. Una apuesta por el minimalismo, pues, aunque participan 70 artistas (todas sus obras cuestan 300 euros), el espectador solo opta a ver, de forma privada, tres. Sólo si compra una, esa pieza pasa a la sala principal. Se reconoce así la labor del mecenas.

EL INSTANTE. ARCO también «facilita» el acceso a colecciones que permanecen cerradas al público general durante el resto del año (como la de Inelcom o la Bergé) y citas en lugares que programan de manera puntual en fechas muy destacadas. Es el caso del Instante Fundación, que, desde esta semana y hasta el 9 de abril, permite descubrir un nutrido conjunto de obras de Nam June Paik del coleccionista y también galerista suizo Pierre Huber, especializada en vídeo. Una oportunidad única.

HYBRID FESTIVAL. Merecerá la pena la visita a la única feria hotel boutique que ha sobrevivido en Madrid, y eso, que ni siquiera está destinada a galerías, sino a espacios emergentes y alternativos, tan diferentes en sus intenciones (de Veo Arte en Todas pArtes a Espronceda o Ufofabrik), como sus propuestas. Desde el viernes, el Petit Palace Santa Bárbara acogerá además las intervenciones efímeras del sector Displaced, los ámbitos reservados a los creadores que ganaron el concurso Impulsarte y la mirada especial a los autores de Sheffield y Lanzarote.

MADRID DESIGN FESTIVAL.La Fábrica pone en marcha su propio festival de diseño (a imagen y semejanza del que ya tiene de fotografía con PHotoEspaña) y disemina Madrid con ¡otras 50 exposiciones sobre la disciplina para este mes vacío de contenidos! Algunas de las mismas, como la de Jennifer Steinkamp en Telefónica, aprovechan estos días para inaugurarse. Si sólo tiene estas jornadas para viajar a Madrid, anote: Jaime Hayon (C. C. de la Villa), ¡Viva la diferencia! (CentroCentro) y A ritmo de Jazz (Museo ABC).

NO POR AMOR AL ARTE. Y como no hay fiesta sin reivindicación, PAC (con el apoyo de Swinton & Grant) edita una camiseta para lucir en todos los saraos de esta semana y que reivindica la labor de los profesionales del arte. Porque el 50% de los artistas declara percibir ingresos por debajo del salario mínimo, y menos del 15% puede vivir de su trabajo. El dinero recaudado por la venta de la prenda se invertirá en proyectos donde todos los implicados cobrarán lo justo... Como en cualquier profesión.