Durán es autor también de «La mirada de Mónica Vitti»
Durán es autor también de «La mirada de Mónica Vitti»
LIBROS

«La familia Berlín», realismo mágico a la gaditana

Fede Durán nos presenta a la saga de los Berlín, que habita en el territorio mítico de Luna Creciente. Una novela a no perder de vista

Actualizado:

El escritor y periodista Fede Durán (Cádiz, 1977) tiene en su haber una sólida trayectoria en diversos medios de comunicación, especialmente en la prensa. Por otro lado, en 2009 se dio a conocer con el libro de relatos «Guantes negros» (Saymon Ediciones), al que siguió tres años después la novela «La mirada de Mónica Vitti» (Almuzara), en la que se entrelazan cuatro historias para ofrecernos una trama en clave futurista, con resonancias de «Un mundo feliz», de Huxley, el filme «Blade Runner» y el cine de Antonioni, cuya actriz fetiche, Mónica Vitti, daba título al debut novelístico de Fede Durán. Ahora, no es un tiempo futuro sino pasado, aunque no muy lejano -la acción comienza en la década de los ochenta del pasado siglo-, donde se desarrolla la novela que acaba de publicar, «La familia Berlín», en la que confirma sus dotes de narrador y la posesión de un mundo anclado en potentes tradiciones literarias que Durán tamiza con una visión personal gratamente imaginativa y asombrosa.

«Sigue tu camino»

«No era Luna Creciente un microcosmos cualquiera» y, en efecto, no lo es este territorio que puede inscribirse en los míticos Macondo, de García Márquez, o en la Comala de Juan Rulfo. En Luna Creciente, donde conviven cristianos, judíos y musulmanes -en la fábula ideada por Durán no se produjo en España la expulsión ni de los segundos ni de los terceros-, habita la singular saga de los Berlín. Aunque con no poco de novela coral, tiene especial protagonismo Sansón Berlín, primogénito de unos padres muy diferentes: «Elsa no pertenecía a la misma tribu que Ángel. El método cartesiano del marido contrastaba con la resuelta plasticidad de la esposa». Quizá en esa disparidad se apuntala el carácter de Sansón -más cercano al de su madre-, un personaje maravillosamente trazado y que su creador convierte en inolvidable.

Sansón vivirá un sinfín de aventuras, ejercerá varias profesiones, entre otras la de periodista y político, siempre de manera «sui generis», y recorrerá numerosos lugares, recordando en todo momento la magia de su pueblo de origen y el consejo que le dio su tío Abraham: «Sigue tu camino. Tú vencerás y los mediocres se apelotarán en las alcantarillas». Fede Durán nos propone una especie de realismo mágico a la gaditana, aderezado con humor. El resultado es una más que entretenida novela, que no deja tampoco de plantearnos cuestiones de calado.