La escritora Elisa Victoria
La escritora Elisa Victoria - ABC
Darán Que Hablar

Elisa Victoria: «Traigo el dictado de la palpitación de mis tripas»

Su última novela, «Vozdevieja», ha sido una de las sorpresas más gratas de la temporada literaria que ahora termina

Actualizado:

¿Cuáles son sus intereses como escritora?

Me interesa plasmar la inquietud de la existencia humana en todas sus vertientes, el equilibrio que puede alcanzar la vida cotidiana entre profundidad metafísica y comedia ligera, y por otro lado experimentar con los formatos, tanto desde mi capacidad para adaptarme a las estructuras establecidas como hacia la exploración de los confines del medio literario.

¿Y como lectora?

Adoro el cómic independiente, el texto filosófico, el realismo sucio, la literatura rusa del siglo XIX, la infantil, el costumbrismo, el folclore y el género de terror.

¿Sobre qué temas suele escribir?

Sobre desconcierto existencial y costumbrismo, a menudo mezclando enfoques melancólicos y humorísticos. También me interesan mucho el terror y la fantasía.

¿Dónde ha publicado hasta ahora?

Mis dos primeros libros fueron publicados por Esto no es Berlín Ediciones, el tercero ha sido editado por Blackie Books y saqué un fanzine con Efecto 2000, un proyecto coordinado por María Yuste.

¿Con cuáles de sus criaturas se queda?

El esfuerzo que le he dedicado a «Vozdevieja» (Blackie Books), mi trabajo más largo y afanoso, me hace sentir bastante orgullosa porque no sabía si sería capaz de llevar a cabo un proyecto de semejantes dimensiones, ha supuesto un reto sin comparación y me satisface ver que el resultado gusta a tanta gente.

Supo que se dedicaría a esto desde el momento en qué...

Empecé a escribir en la pubertad de una manera muy compulsiva y natural, sin ninguna pretensión más que la de mi propia complacencia, y nunca paré, así que ha sido una constante en mi vida, pero supe que me dedicaría a la literatura de manera oficial cuando me dijeron que me iban a publicar el primer libro.

¿Cómo se mueve en redes sociales?

Depende del día, unos las redes me parecen divertidas y provechosas y otros un auténtico tostón.

¿Qué perfiles tiene?

El de Facebook que es personal y no sé si cuenta, y el de Instagram. También está mi página web.

¿Cuenta con un blog personal?

No, aunque mi primer libro, «Porn & Pains», empezó en forma de blog.

¿Qué otras actividades relacionadas con la escritura practica?

He empezado a impartir talleres literarios, he colaborado con la compañía Rosa Cerdo en la elaboración de Hovering, una pieza teatral que incluye danza contemporánea y he escrito unos textitos para algunas contraportadas de la fabulosa editorial de cómics Apa Apa.

¿Forma parte de algún colectivo?

De un grupo de coleccionistas de la muñeca Chabel.

¿En qué está trabajando ahora?

Estoy dando forma a una nueva novela y componiendo varios artículos periodísticos.

¿Cuáles son sus referentes?

Se me ocurren John Fante, Fernando Pessoa, Phoebe Gloeckner, Iván Turguéniev, Charles Burns, Clarice Lispector, Percival Everett, Tomi Ungerer, Juan Ramón Jiménez, Ludwig Wittgenstein o Parménides de Elea.

¿Y a qué otros colegas de generación destacaría?

A Jorge de Cascante, Sabina Urraca, Miguel Noguera o María Yuste. Y en cuanto a cómic e ilustración hay gente haciendo cosas increíbles como María Ramos, Ana Galvañ, Sergi Puyol, Borja González, Beatriz Lobo…

¿Qué es lo que aporta de nuevo a un ámbito tan saturado como el literario?

No pretendo aportar nada nuevo ni sé si está en mi mano hacerlo, lo único que puedo traer es el dictado de la palpitación de mis tripas, mi propia sensibilidad.

¿Qué es lo más raro que ha tenido que hacer como escritor para sobrevivir?

Redactar entradas en una plataforma de marketing de contenidos low cost a un precio miserable o corregir textos traducidos sobre las características de distintos aeropuertos del mundo. De todas formas, ninguna de esas cosas es muy rara, es más curioso que haya trabajado en cadenas de comida rápida, como dependienta en varias tiendas de ropa o en producciones audiovisuales, casi siempre en el departamento de arte.