El galerista Stefan Benchoam y su ayudante en Proyectos Ultravioleta
El galerista Stefan Benchoam y su ayudante en Proyectos Ultravioleta - CYNTHIA FALCÓN
ARCO 2019

Diálogos: conexión entre pasado y presente

En la sección coordinada por Catalina Lozano y Agustín Pérez Rubio predomina el discurso feminista, indigenista y «afrolatinoamericano»

MADRIDActualizado:

Este es el cuarto año consecutivo que se celebra Diálogos en ARCOmadrid, una sección que enfrenta obras de artistas pertenecientes a una misma galería. Los comisarios –Agustín Pérez Rubio, curador español en la Bienal de Berlín, y Catalina Lozano, gestora colombiana asociada del Museo Jumex e investigadora independiente– han concentrado en su sector en Ifema un total de 13 firmas para darle un espacio relevante al trabajo de mujeres artistas que consideran «históricas».

«Se trata de poner a dialogar obras de mujeres cuyo trabajo no ha sido reconocido con piezas de una generación de artistas más jóvenes», señala Lozano, que lleva comisariando la sección desde su primera edición. Ofelia Rodríguez, Anna María Maiolino o Cecilia Vicuña son algunas de las autoras cuyos proyectos se encuentran este 2019 en Diálogos ya que, según la colombiana, «se han vuelto relevantes si se mira retrospectivamente a la Historia del Arte».

La galerista Patricia Ready en Diálogos
La galerista Patricia Ready en Diálogos - CYNTHIA FALCÓN

En esta conexión entre pasado y presente predomina el discurso feminista, indigenista y «afrolatinoamericano». Con esta selección, los coordinadores pretenden «evidenciar cuestiones que siempre han estado invisibilizadas por el machismo, la homofobia o el racismo», asegura Pérez Rubio. El curador, que se estrena este año como comisario en Diálogos, considera que «es importante dar voz y visibilidad a este tipo de artistas y temáticas, sobre todo en este momento en América Latina, donde el contexto es terriblemente conservador. Ya estamos viendo a Bolsonaro: se quiere cargar el Amazonas, está expulsando a todos los pueblos indígenas y quiere perpetuar una barbarie y un genocidio».

Diálogos es una forma de introducir nuevas galerías y nuevos artistas en ARCO. La mayoría de autores que componen la sección este año nunca han expuesto en España, pero «su relevancia es evidente en el contexto español», explica el comisario. Éste también considera que los curadores y las galerías tienen el deber de apoyar este tipo de obras a través de la internacionalización de las mismas. Según él, «la curaduría es una práctica política».

El artista Rodrigo Hernández junto a su obra en Diálogos
El artista Rodrigo Hernández junto a su obra en Diálogos - CYNTHIA FALCÓN

En la sección tienen cabida todo tipo de formatos, ya sean esculturas, pinturas, fotografías, dibujos o vídeos. «La técnica es un medio de expresión. Lo que nos interesa son los temas y la mirada narrativa», explica Pérez Rubio. Algunas de las piezas expuestas no son nuevas, sobre todo las que pertenecen a artistas históricas. Sin embargo, algunas artistas –como Carmen Argote, representada por Instituto de Visión de Colombia– traen a la feria una propuesta inédita.

La mayoría de galerías proceden de Europa (Martin Janda, Andersen’s, Annet Gelink, Chert Ludde y Miguel Nabinho) y América Latina (Abra Caracas, Instituto de Visión, La Acacia, Luisa Strina, Patricia Ready y Proyectos Ultravioleta), aunque también hay alguna israelí (Dvir) y estadounidense (PPOW). Los comisarios han decidido que no haya estands españoles ni peruanos presentes en Diálogos. Perú es el país invitado de esta edición y la mayor parte de artistas y galerías procedentes de allí ya están presentes en la feria en su propia sección.