El pianista italiiano Arturo Benedetti Michelangeli (1920-1995)
El pianista italiiano Arturo Benedetti Michelangeli (1920-1995)
MÚSICA

«El concierto», el rito mistérico e inmortal de la música

El musicólogo Stefano Russomanno aborda en su debut como narrador la figura del gran pianista Arturo Benedetti Michelangeli

Actualizado:

En su fascinante novela «Doktor Faustus», Thomas Mann indaga en la naturaleza de la música, poniendo el acento en una de las cuestiones más tratadas por el egregio escritor alemán: el conflicto entre la vida y el arte. Ahí lo hace a través del personaje del compositor Adrian Leverkühn, figura ficticia pero que encierra rasgos de la personalidad, pensamiento e itinerarios vitales de nombres reales, como el filósofo Friedrich Nietzsche y los músicos Arnold Schönberg, Ígor Stravinski y Hugo Wolf. Leverkühn es tan genial como frío y desapegado en los afectos. Consagrado a su obra de manera obsesiva, huye del «calor del establo», metáfora de los sentimientos y la vida que contaminan el arte.

Sin llegar al carácter faustico de Leverkühn, Arturo Benedetti Michelangeli (1920-1995), uno de los más extraordinarios pianistas del pasado siglo y el mejor técnicamente, comparte algunos atributos con el personaje ideado por Thomas Mann. Benedetti Michelangeli tenía un temperamento muy peculiar y fue el mayor quebradero de cabeza para quienes le contrataban. Buscador incansable y enfermizo de la perfección absoluta, cancelaba conciertos a última hora por motivos nimios para otros, o los abandonaba una vez comenzados, y en sus interpretaciones irradiaba una gélida imperturbabilidad.

Russomanno nos regala una hermosa y sabia novela, llena de pasión musical

En explorar la figura de Arturo Benedetti Michelangeli y, a la par, la índole de la música, se centra «El concierto», título con el que el crítico y musicólogo Stefano Russomanno -autor de numerosos artículos y del ensayo «La música invisible» (Fórcola)-, debuta brillantemente en la novelística. «El concierto» se presenta este jueves 25 de octubre a las 19 h. en la librería madrileña Los Editores (c/ Gurtubay 5).

Majestuosas fuerzas

Estamos en el verano de 1972, y la lujosa embarcación «Renaissance» zarpa del puerto de Lisboa en un exclusivo crucero. Su mayor aliciente es el anuncio de que en él Benedetti Michelangeli ofrecerá un concierto de cámara. Seducido por ello, entre sus pasajeros se encuentra un violinista, rendido admirador del músico, que será la voz narradora, y que a bordo del buque entra en contacto con otro seguidor de Benedetti Michelangeli. Pronto estalla la duda de si tendrá lugar el concierto, asunto que abordarán los dos viajeros en las conversaciones que se desarrollan en la novela. Junto a las reflexiones del narrador -de quien también conoceremos su trayectoria y anhelos-, sobre el gran pianista, del que tratará de desentrañar su personalidad, ese deseo «de ocultar al público todo rastro de humano esfuerzo», esa «concentración y distanciamiento» que caracteriza sus interpretaciones.

Y así descubrimos que Benedetti Michelangeli es «el oficiante de un rito mistérico», donde no quiere que se injiera la vida «con sus modales entrometidos y groseros». Pero esto no es rechazo de la vida, sino su esencia más pura al despojarla de personalismos y dotarla de armonía. La música libera «fuerzas que nos sobrepasan: fuerzas más poderosas que nosotros, más majestuosas. Ellas nos prestan su saber, su belleza, su inmortalidad». Porque, en una vuelta de tuerca al «Doktor Fausto», esas fuerzas no son demoniacas, trágicas, destructivas. Stefano Russomanno nos sumerge en su pasión por la música y nos regala una hermosa y sabia novela.