Fotografía tomada por Herbert Poting, durante la expedición de Robert Scott en 1910
Fotografía tomada por Herbert Poting, durante la expedición de Robert Scott en 1910 - H.P.
FOTOGRAFÍA

V&A: casi 200 años capturando sombras «exquisitamente bellas»

El museo londinense de artes decorativas más grande del mundo, que colecciona imágenes y cámaras desde su fundación en 1852, ha inaugurado su nuevo centro de fotografía con una ambiciosa exposición

LONDRESActualizado:

Es difícil no quedar impresionado al caminar por los enormes pasillos del edificio del siglo XIX ubicado en el céntrico distrito de Kensington, en Londres, que alberga, desde 1852, el museo Victoria and Albert (V&A). El que lo haya hecho recordará los techos altos y las cerca de 150 galerías que atesoran la colección de artes decorativas más grande del mundo. Un enorme cajón (desastre) donde tan pronto te topas con una colección de esculturas de Rodin, una exposición de moda musulmana junto a vestidos de Vivienne Westwood de la era punk, una muestra de lienzos del gran Rafael o una retrospectiva sobre el diseño en los videojuegos.

Paul McCarney, en un retrato realizado por Linda McCarney en 1970
Paul McCarney, en un retrato realizado por Linda McCarney en 1970

Al subir por una de las escaleras laterales te encuentras con dos puertas gigantes de color marrón, enmarcadas por dos grandes vitrinas en las que hay expuestas cerca de trescientas cámaras y otros dispositivos antiguos de creación de imágenes con las que se da la bienvenida al nuevo Centro de Fotografía. «Es una muestra increíble y emocionante antes de entrar en la exposición, para hacerte una idea del desarrollo del diseño de las cámaras a lo largo de casi dos siglos. Y al lado, dos mostradores con daguerrotipos y otras piezas antiguas que los visitantes podrán manipular, para experimentar cómo los primeros fotógrafos veían el mundo a través de sus equipos», comenta su comisaria, Catherine Troiano, durante la visita privada que realiza ABC Cultural días antes de su inauguración ayer. «El museo ha estado coleccionando fotos desde su fundación, hasta contar hoy en su archivo con unas 800.000. La primera exhibición, de hecho, la hizo el V&A en esta misma sala, en 1858, con los trabajos de la recién creada Royal Photographic Society», añade.

Todo aquel impulso recolector comenzó poco después de que William Henry Fox Talbot comenzara a pensar en «la posibilidad de imprimir de forma perdurable imágenes naturales en el papel». El matemático lo llamaba «el arte de fijar una sombra», una idea en la que comenzó a trabajar durante su viaje de novios a Suiza, en 1833, sentado frente al Lago de Como y frustrado por su incapacidad para dibujar el paisaje. Pronto inventó el calotipo, predecesor de la fotografía moderna, antes incluso de que Louis Daguerre sorprendiera al mundo con su daguerrotipo.

Retrato de Alvin Langdon Coburn de 1906
Retrato de Alvin Langdon Coburn de 1906

El catalizador de este nuevo centro —diseñado por la prestigiosa firma de arquitectos David Kohn y cuya segunda fase prevé su apertura en 2022— fue precisamente la adquisición en 2016 de la colección de esta sociedad fotográfica fundada en 1853, una de las más antiguas del mundo: 270.000 imágenes, 26.000 publicaciones y 6.000 cámaras.

Foto de rayos X tomada por Ernest Payne en 1896
Foto de rayos X tomada por Ernest Payne en 1896

En este interesante y ambicioso viaje por la Historia de la fotografía se muestran todo tipo de dispositivos procedentes de Europa, Estados Unidos, Oriente Medio y Asia. Como el estereoscopio, esa forma temprana de realidad virtual inventada por Charles Wheatstone en 1840. Un año en el que revistas españolas como El Instructor ya se preguntaban por el maravilloso invento: «¿Quién no ha manifestado su deseo de que se descubriera algún método para dar realidad a sombras tan exquisitamente bellas?».

En las nuevas galerías pueden verse los negativos y fotografías clave de estos pioneros. Las de Herbert Ponting, tomadas durante la trágica última expedición de Robert Scott al Polo Sur en 1912; los retratos de la niña que inspiró la novela «Alicia en el País de las Maravillas» hechos por la gran retratista del siglo XIX Julia Margaret Cameron; o los trabajos de Timothy O’Sullivan, el prominente fotógrafo de la Guerra de Secesión americana.

Obra de Thomas Ruff, sobre uno de los negativos de papel realizados por Linnaeus Tripe durante un viaje a India y Birmania en 1850
Obra de Thomas Ruff, sobre uno de los negativos de papel realizados por Linnaeus Tripe durante un viaje a India y Birmania en 1850 - T. RUFF

El V&A también expone obras de contemporáneos como Man Ray, como sus originales impresos en gelatina de plata; Mark Cohen, uno de los fotógrafos callejeros más radicales de la Historia, al que pronto apodaron «el depredador» por su manera de robar las fotos; Graham Smith y sus estampas de marcado carácter social de los barrios de Middlesbrough (Inglaterra), a mediados de los setenta; Jan Kempenaers y los olvidados monumentos de hormigón de la Yugoslavia comunista que documentó en 2007; algunas de las imágenes que dieron fama a Irving Penn, uno de los artistas de moda más influyentes del siglo XX; Francis Ellis y sus trabajos para ayudar a la investigación médica en los sesenta, y las obras que Paul McCartney donó recientemente al museo de su primera mujer, la fallecida fotógrafa Linda Eastman, en las que se mezclan instantáneas familiares y retratos de Jimi Hendrix, The Beatles o los Rolling Stones.

Para la ocasión, el museo encargó, además, un nuevo conjunto de obras a Thomas Ruff. Como condición, que se inspirara en alguna de las imágenes de su colección histórica. Escogió los negativos de papel realizados por Linnaeus Tripe durante un viaje a India y Birmania en 1850, que el famoso fotógrafo alemán alteró y reimaginó creando obras completamente nuevas. «Lo que nos hace especiales es lo extraordinariamente completo que es nuestro archivo, desde los equipos a los negativos, para representar todos los usos y culturas de la fotografía a lo largo de estos casi doscientos años», incide la comisaria.

Obra «Camel Trotting From Animal Locomotion», de 1887
Obra «Camel Trotting From Animal Locomotion», de 1887 - EADWEARD MUYBRIDGE