Visitantes observan los artículos de varios estands de ArtsLibris
Visitantes observan los artículos de varios estands de ArtsLibris - O. RUS
ARCO'19

ArtsLibris: original y copia (textual)

La feria de libros de artistas repite por cuarto año en ARCO y se estrenará en la edición de Lisboa en primavera

MadridActualizado:

No se dejen llevar por su título. Tampoco por la portada. En ArtsLibris no solo hay libros de artistas y fotolibros, la especialidad de esta feria dentro de la feria (de origen barcelonés hace una década), que repite por cuarto año en ARCOmadrid y se estrenará en Lisboa el próximo mayo. «Ahora tenemos un espacio propio dentro de uno de los pabellones», celebra una de sus responsables, Mela Dávila Freire. Es la primera ocasión que han logrado traer dos editoriales de Perú.

En el estand de la galería Meier Ramírez (Lima), además de libros de ilustraciones o fotografías como De tiempo en tiempo un volcán estalla (Gihan Tubbeh), también hay proyectos sonoros como el vinilo País con futuro, de José Luis Martinat. «Contiene 25 canciones por cada lado, pero realmente son loops de frases de candidatos a la presidencia de Perú en los últimos 35 años», cuenta su director, Andrés Marroquín. «¡El cambio es responsable!» u «¡Obras sí, palabras no!» se repiten como mantras «que nunca suceden». El también artista cree que en su país «no existe una escena tan fuerte del libro-objeto».

Lo certifica Dávila Freire: «El documento está ganando peso en los espacios y colecciones de arte contemporáneo. Cada vez se hacen menos diferencias entre la obra en papel y la obra de pared o instalación. Se entiende que los libros y los documentos no son una cuestión secundaria, sino formatos artísticos en sí mismos». Aquí el libro es una prolongación de la actividad creativa de los artistas.

La autorreferencia y la originalidad son los temas principales de este sector

«Muchas veces la documentación de una obra o de un artista es casi tan importante como la obra», comenta Carmen Alonso, de la librería homónima de Santander. Ella vende objetos como carteles -de la película Flesh, de Andy Warhol, por ejemplo- o fotografías originales de prensa, como un par de Salvador Dalí presentando «el libro más caro del mundo», Apocalipsis, en París durante 1961.

En Galería STET (Lisboa), su producto más barato cuesta 5 euros bajo el título Un libro dentro de otro libro, de Xavier Almeida, uno de los artículos más asequibles de este ARCO 2019. Es un libro teniendo una crisis existencial. En este mismo estand hay ediciones especiales de libros de fotografías que ascienden a 300 y 500 euros. En Juan Naranjo Galería, su volumen más caro es Mestres de la fotografia espanyola (Joaquim Gomis): 5.500 euros. El más barato, de 60 euros, es L’ ultima visita di Mao a Venezia, de Errò.

La autorreferencia y la originalidad (o ausencia de la misma) son «temazos» de esta feria de libros de artistas y fotolibros, según Dávila Freire. «La cuestión de “original y copia” tiene que ver con el espíritu de lo que hay aquí; un acto de rebeldía e intentar saltarse el mercado del arte».