Manuel Valls, exprimer ministro francés, prologa el volumen
Manuel Valls, exprimer ministro francés, prologa el volumen - AFP
LIBROS

«Anatomía del procés», cuando Cataluña se separó de Cataluña

Un grupo de expertos desvela las mentiras y los mitos del independentismo en «Anatomía del procés»

Actualizado:

«Anatomía del procés» es probablemente el más logrado esfuerzo para explicar con rigor y profundidad las mentiras y los mitos de un nacionalismo excluyente queforzó al Estado a reaccionar ante una situación límite con la aplicación del artículo 155el pasado otoño. El libro se inicia con un prólogo de Manuel Valls, ahora candidato a la alcaldía de Barcelona, y se cierra con un epílogo del ministro Josep Borrell, que enmarcan la aportación de 11 expertos para desentrañar las claves de un «procés» que ha creado una inquietante fractura en la sociedad. Borrell recurre a la acertada metáfora de que Cataluña se ha separado de Cataluña.

Ciertamente la consecuencia más dramática que ha provocado el independentismo es la marginación de la mitad de los habitantes de la comunidad, convertidos en extranjeros en su propia tierra y abandonados a su suerte por el Estado. El profesor Paul Marí-Klose acuña la expresión de la «Cataluña deshilachada» en un brillante análisis sobre el efecto perverso del supremacismo nacionalista.

La falacia del «derecho a decidir»

Por sistematizar el contenido del libro, podríamos decir que sus autores desmontan los mitos o mentiras sobre los que se asienta el independentismo catalán. La primera mentira es la del derecho a la autodeterminación, por el que los independentistas han convencido a un sector de la población de que el futuro de Cataluña debe ser decidido en una consulta vinculante. Rafael Arenas, catedrático y ex presidente de Sociedad Civil Catalana, desmonta con sólidos argumentos jurídicos esta falacia. Para ello, distingue entre el pretendido derecho a decidir, que sitúa en el ámbito de lo privado, y el derecho a la autodeterminación, que está restringido por la ONU a territorios que hayan sido sometidos a una colonización. Cataluña no tiene que autodeterminarse porque los catalanes son ciudadanos españoles con derechos amparados en la Constitución y partícipes en las decisiones políticas a través de instituciones representativas, concluye.

Joan Llorach, escritor y empresario, aborda el tema del expolio económico. Desmonta la falsedad del déficit fiscal de 16.000 millones, uno de los mantras de Mas y Puigdemont, que carece de base real. Su conclusión es que Cataluña paga en función de su renta y recibe en base a su población, lo que supone un trato similar al de otras comunidades. Los politólogos Aurora Nacarino-Bravo y Manuel Arias Maldonado inciden en la tercera falacia que ha sustentado el «procés», que es la creación de una identidad excluyente por la que ser catalán comporta «abrazar la lengua, la cultura y los valores del nacionalismo». Casi todos los autores del libro coinciden en la frustración que ha creado este comportamiento en amplios sectores que no han secundado al independentismo.

Un libro necesario para entender por qué ha pasado y para que no se repita

Los líderes del «procés» han sabido construir la imagen de un paraíso imaginario, vinculado a la felicidad personal, lo que ha movilizado a cientos de miles de ciudadanos golpeados por la crisis y las incertidumbres de la globalización. En este contexto, el diplomático Juan Claudio de Ramón propugna la necesidad de revitalizar un proyecto atractivo del Estado español, ausente en esta crisis. Citando a Hölderlin, donde está el peligro, siempre surge la oportunidad de la salvación. Como se ha insistido, el nacionalismo siempre necesita un enemigo externo para cohesionarse y ese estereotipo ha sido alimentado por los dirigentes independentistas con un hábil manejo de los medios y las redes sociales, fuertemente subvencionados por la Generalitat, como analiza el periodista Lluís Bassets.

Lamentablemente la limitación de espacio nos impide reseñar otros contenidos de este libro de 300 páginas, que no tiene desperdicio desde la primera a la última línea. En ese sentido, merece la pena el prólogo de Manuel Valls, que reafirma su vocación de trabajar para que esta comunidad y España «sigan construyendo un destino común».

Interpretando lo que dicen los artífices de este trabajo, no habrá una solución a la fractura creada por el «procés» mientras el mundo independentista no asuma el hecho de que quienes viven en Cataluña y no piensan como ellos tienen derecho a hacer oír su voz y a sentirse plenamente catalanes.

«Anatomía del procés» es un perspicaz diagnóstico de un golpe de Estado parlamentario que ha acabado por dividir a los catalanes y socavar su imagen en el exterior con un final abrupto que ha puesto en evidencia la manipulación de unas elites sin escrúpulos para las que el fin siempre ha justificado los medios. Esta es la gran lección de un libro necesario para entender por qué ha pasado lo que ha pasado y qué debemos hacer para que no se repita.