Interior del Hermitage, fotografiado por Ballester para «Encuentros»
Interior del Hermitage, fotografiado por Ballester para «Encuentros»
FOTOGRAFÍA

Alcobendas, capital de la fotografía

La colección de fotografía de Alcobendas, fundamental en España, cumple 25 años y lo celebra llenando de imágenes la ciudad

Actualizado:

Marcada con trazos blancos, negros y de colores en el calendario expositivo madrileño de los próximos dos meses, la foto española tiene una cita ineludible con Alcobendas. No es exagerado decir que, durante ese tiempo, esta localidad se va a convertir en epicentro del panorama fotográfico de la Comunidad de Madrid. Con motivo de la celebración del 25 aniversario de la Colección Pública de Fotografía de Alcobendas se han programado una serie de actividades que engloban la presentación de cinco exposiciones, junto a la realización de distintas iniciativas paralelas como tertulias, clases magistrales, encuentros y visitas guiadas, que ocuparán íntegramente todos los espacios expositivos de la ciudad, incluyendo también dos museos al aire libre -lo que supone una acertada manera de aproximar el medio fotográfico a la ciudadanía.

Esta amplia variedad de iniciativas corre en paralelo a la propia diversidad de la colección (la mejor selección de foto pública en España, con un total de 825 imágenes pertenecientes a más de 170 fotógrafos), que ya desde sus inicios apostó por recoger todas las tendencias existentes dentro del mundo de la imagen en nuestro país. En este sentido, hay que destacar el buen hacer y el criterio de José María Díaz-Maroto, actual conservador de la colección y comisario de las exposiciones, quien recogió con acierto el testigo iniciado en 1993 por Manuel Sonseca.

El presente

Como plato fuerte, el propio Centro de Arte de Alcobendas es la sede de una de estas cinco muestras, Nuevas adquisiciones (2013-2017), presentando una selección de obras que en los últimos cinco años han pasado a engrosar los fondos de la colección. De este modo, pueden contemplarse trabajos de destacados autores de la fotografía española contemporánea como Cristina García Rodero, Sanz Lobato, José Ramón Bas, Rosell Meseguer, Chema Conesa, Enrique Meneses, Paula Anta, Eugeni Forcano, Miguel Oriola o Miguel Ángel Tornero. Nuevas adquisiciones (2013-2017). Colectiva. Centro de Arte de Alcobendas. C/ Mariano Sebastián Izuel, 9. Hasta el 2 de febrero.

Los arranques

Toda colección que se precie debe construirse desde la base, atendiendo a aquellos nombres sobre los que levantar la coherencia de su edificio conceptual. Así, en el Centro Cultural Anabel Segura, se presenta Cimientos de una Colección, un muestreo de los fotógrafos documentalistas más referenciales del panorama nacional desde mediados del pasado siglo XX, quienes supieron reflejar y levantar acta notarial, a través de sus imágenes, del país, del paisaje y del paisanaje de nuestra posguerra. En esta cata estrati(foto)gráfica no podían faltar los nombres de Gabriel Cualladó, Carlos Pérez Siquier, Ramón Masts, Leopoldo Pomés, Nicolás Muller, Joan Colom, Oriol Maspons, Paco Gómez, Colita, Ricard Terré y Xavier Miserachs. Cimientos de una Colección. Colectiva. Centro Cultural Anabel Segura. Avda. Bruselas, 19. Hasta el 26 de enero.

Una de las fotografías icónicas de Ramón Massats, de los primeros conjuntos de la colección
Una de las fotografías icónicas de Ramón Massats, de los primeros conjuntos de la colección

Imágenes enfermas

La investigación y la reflexión sobre los aspectos semióticos de la fotografía, y el constante cuestionamiento de la fidelidad a la realidad del lenguaje fotográfico, que, en su opinión, la convierten en un medio ideal para «mentir bien la verdad», hacen de Joan Fontcuberta una de las figuras más personales -y controvertidas- del panorama de la foto española. Con Trauma, el proyecto que presenta en el bulevar Salvador Allende, nos propone una peculiar hipótesis: como si estuvieran poseídas por un halo de vida, por una suerte de materia orgánica, las fotografías cumplen para él un ciclo vital: nacen, crecen, se reproducen y mueren. Dentro de este continuum, presta especial atención a esos archivos que contienen imágenes «enfermas», que padecen algún tipo de trastorno, físico o conceptual; imágenes, en definitiva, traumatizadas. Un trauma que, según sus palabras, «nos aboca a la elegía por lo que queda de la materialidad de la fotografía química, una oda a sus restos y excrecencias». Sin duda, una de las propuestas más sugerentes y sabrosas. Joan Fontcuberta. Trauma. Bulevar Salvador Allende. Hasta mayo de 2019.

En palabras

Fotografía y literatura han entablado juntas un atractivo y fecundo diálogo a lo largo de la Historia. Son muchos los fotógrafos y los escritores que se han sentido atraídos hacia dos territorios de creación que tienen en común bastante más de lo que en un primer momento pudiera parecer. Para muestra, un botón: hace tan sólo dos semanas tuve la oportunidad de contemplar en la feria ParisPhoto todo un estand dedicado a la obra fotográfica del gran escritor Emile Zola… La exposición De libros, lecturas y escritores, en el espacio Miguel Delibes, indaga sobre algunas de esas afinidades entre ambos lenguajes a través de diversos trabajos de Nicolás Muller, Toni Catany, Pablo Genovés, Chema Madoz, Luis Baylón, Alicia Martín, Alberto Schommer, Colita, José Manuel Navia o Juan Manuel Castro Prieto, entre otros. De libros, lecturas y escritores. Colectiva. Espacio Miguel Delibes. Avda. de la Magia, 4. Hasta el 12 de enero.

En primera persona

José Manuel Ballester es uno de los nombres más referenciales de la fotografía en España. Formado inicialmente como pintor, dentro de unas premisas fuertemente realistas, ha ido paulatinamente derivando hacia el empleo de la fotografía como herramienta de expresión creativa fundamental. Una foto interesada hasta el momento por la huella invisible del hombre en espacios de cultura, memoria y tránsito. Con el proyecto inédito Encuentros, en el paseo de Valdeslasfuentes, nos propone una nueva mirada en la que por vez primera el ser humano se constituye en presencia y no en ausencia dentro de su personal manera de representar el paisaje y el territorio. J. M. Ballester.Encuentros. Paseo de Valdelasfuentes.