«Plan Marshall» (2015). Fotografía con dos puntos de vista
«Plan Marshall» (2015). Fotografía con dos puntos de vista - salim malla
«Darán que hablar»

Salim Malla: «Las múltiples incertidumbres de las teorías y leyes científicas son mi campo de acción»

Ciencia y arte se dan la mano en el trabajo de Salim Malla, disciplina esta a la que saltó cumplidos ya los 30 años. Su perseverante carrera lo convierten en uno de esos artistas que «Darán que hablar»

Actualizado:

Nombre completo: Salim Malla Gutiérrez. Lugar y fecha de nacimiento: Vitoria, 1976. Residencia actual: Vitoria y Madrid. Estudios:Dipomado en Ingeniería topográfica y, más tarde, licenciado en Bellas Artes, en la UPV-EHU. Master de investigación en la UCM. Ocupación actual: Desarrolla su tesis gracias a un contrato predoctoral en el departamento de arte contemporáneo de la facultad de Bellas Artes de la UCM.

Qué le interesa. En mi obra planteo cuestionamientos en torno a los medios y formas de conceptualización del territorio de los que se vale el ser humano. Me interesan las limitaciones de los sistemas de observación, representación y acotación del espacio; las incertidumbres que contienen las múltiples teorías y leyes científicas implicadas; así como las relaciones de fuerza que se establecen entre el hombre y la Naturaleza a través del desarrollo tecnocientífico. Construyo objetos de forma artesanal a partir del desarrollo conceptual de estas ideas; artefactos que combinan diferentes medios como la escultura, la fotografía o el grabado. Las piezas son generalmente escultóricas, resultado formal de una mediación entre el proceso –metodologías cercanas a las científicas– y la experimentación plástica.

De dónde viene. Hasta el momento he realizado dos exposiciones individuales en el extranjero: la primera, en 2011, en Inglaterra (Sheffield); la segunda, el año siguiente en Italia (Thiene). Posteriormente, a partir de 2013, desarrollo el proyecto Medir el metro, en la residencia artística Gimnasio, en Rampa, que también muestro en el CEART y en Intransit, en 2014.

«También me dedico a la gestión del festival de arte actual y cultura del vino 14º Norte»

Ya de forma profesional, inauguré a finales del año pasado la individual Item perspectiva en la galería Javier Silva de Valladolid, y ahora estoy ultimando los detalles para mi última individual en Madrid, Punto ciego, que se podrá ver a partir del día 19 de narzo en Twin Gallery.

Supo que se dedicaría a esto desde el momento en el que... Desde chaval, siempre me gustaron las artes plásticas, principalmente el dibujo y la fotografía. Sin embargo, después de valorar la situación económica familiar y las posibles salidas profesionales, acabé estudiando delineación industrial e ingeniería topográfica. Gracias a un trabajo de comercial a tiempo parcial que desempeñé durante esos años, pude costearme la licenciatura en Bellas Artes, que comencé en 2007, con 31 años. A partir de ahí todos mis esfuerzos se centraron en la búsqueda de mi propio lenguaje, vinculando mi práctica artística con mis estudios tecnocientíficos previos.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el mundo del arte para «sobrevivir»? Para comer, aprovechando mis conocimientos artísticos, he realizado tareas muy diversas como la de asistente de artista, transportista y montador exposiciones; fotógrafo para localizaciones de cine y televisión; gestor y guía cultural, extra de cine etc... Y, por otro lado, para mantener activa mi trayectoria artística, lo más loco que he hecho es ir y volver con mi furgoneta cargada de piezas desde Madrid a Italia (3.600 km.), para realizar una exposición individual de una semana en un pueblo de la provincia de Vicenza que organizó mi gran amigo Juan Jesús Torres (crítico e investigador).

Su «yo virtual».Tengo cuenta de Facebook, twiter, un blog personal ( salimmallagutierrez.blogspot.com), y estoy dado de alta en numerosas webs orientadas al ámbito artístico. Sin embargo, reconozco cierta pereza en lo que se refiere al mantenimiento actualizado de estas cuentas y perfiles. Tengo pendiente la creación de una página web personal que incluya tanto los trabajos prácticos como los teóricos (es mi propósito para 2015).

Sin duda, en la actualidad, la herramienta que más utilizo es Facebook. Me resulta cómodo y rápido para publicar mi trabajo y mantenerme en contacto con la cantidad de gente que he ido conociendo a lo largo de los últimos años.

Dónde está cuando no hace arte.Destacaría la gestión del festival de arte contemporáneo y cultura del vino 14º Norte. Nos lo propuso Maria Gil (gestora cultural y sumiller). se desarrolla en un pueblo de Rioja Alavesa, Labastida, donde, en su primera edición en 2014, diferentes artistas realizaron intervenciones específicas y efímeras. El equipo lo completan Manuela Pedrón (comisaria) y Carmen Gaitán (investigadora).

«Creo que es importante ser persistente y humilde. Aprender y enseñar continuamente»

También he escrito puntualmente para revistas de arte como Larayaverde e Input Magazine, y se han publicado algunas de mis ponencias, destacando la realizada en el MACBA dentro del marco del primer congreso internacional Critical Cartography of Art and Visuality in the Global Age.

Qué se trae ahora mismo entre manos. Pues ando con tres cosas a la vez: avanzando con mi tesis; colaboro con el departamento de Arte Contemporáneo de la Facultad de Bellas Artes, y matizo las últimas piezas para mi próxima exposición individual, Punto ciego, en la Twin Gallery.

Le gustará si conoce a... Me interesa mucho el arte povera y el arte conceptual. Destacaría de entre lo que he visto últimamente la obra de Juan Luis Moraza y José Hidalgo-Anastacio. Sigo de cerca el trabajo de compañeros como Carlos Martín Rodriguez, Antonio Barea, Guillem Bayo, Albert Corbí, Karlos Gil o Teresa Solar Abboud.

¿Cuál es su obra favorita hasta el momento? Normalmente siento más apego por las piezas con las que he compartido mucho tiempo durante el proceso de formalización. En este sentido, destaco Geoide, que formalmente remite a un globo terráqueo. Esta pieza se basa en la idea de la pérdida de experimentación directa del entorno por parte del ser humano. Por lo tanto, lo que propongo es un ejercicio diferente de reconceptualización del territorio a partir de un atlas del mundo –que no es otra cosa que una interpretación del referente, el planeta tierra–. Ovillar los 2.500 metros de «hilo de atlas» procedentes de triturar las casi 400 páginas de este me llevo aproximadamente 5 meses.

«Lo más loco que he hecho es ir y volver de Madrid a Italia para una individual de una semana»

Por otro lado, técnicamente me quedo con Consideraciones, un grabado de grandes dimensiones que realicé en el taller de Dan Benveniste. Este grabado, formado por 20 piezas, combina un cielo estrellado hecho a mano con la red de triangulación geodésica mundial.

¿Por qué tenemos que confiar en él? Creo que es importante ser persistente y humilde. Aprender y enseñar continuamente. Las cosas van saliendo poco a poco. Sólo en ocasiones te llevas sorpresas, pero no hay que parar de trabajar. Como el resto de artistas, propongo un punto de vista alternativo más, así que, en ultima instancia, todo depende de la capacidad de cada uno para conectar con el espectador. Yo lo intento cargando mis piezas tanto de contenido conceptual como de atractivo plástico, explotando los conocimientos y las herramientas de las que dispongo y que más domino. Si te interesa la ciencia y el arte, es muy posible que mi obra te guste.