Viñeta de la versión en cómic de «La princesa de hielo», de Camilla Läckberg
Viñeta de la versión en cómic de «La princesa de hielo», de Camilla Läckberg
libros

«La princesa de hielo», de Camilla Läckberg, en versión cómic

Mientras se anuncia para mayo «El domador de leones», su novena novela policiaca, ya podemos disfrutar de «La princesa de hielo» en viñetas

Actualizado:

Camilla Läckberg (Suecia, 1974) es una de las autoras más vendidas en toda Europa: doce millones de ejemplares lo avalan. Un éxito que empezó en 2003 con La princesa de hielo. Era el primer título de la serie de «Los crímenes de Fjällbacka», cuyo éxito permitiría a la autora dejar su profesión de economista y dedicarse por entero a la literatura policiaca. Luego vendrían Los gritos del pasado, Las hijas del frío, Crimen en directo, y así hasta un total de ocho títulos. Nueve en mayo, con la publicación en España de El domador de leones (Maeva).

Mientras nos llega esta novela que se cierra con el atentado perpetrado en la isla noruega de Utoya en julio de 2011, y en cuya trama tiene especial protagonismo el dirigente nazi Hermann Göring, lugarteniente de Hitler y comandante supremo de la Luftwaffe, ya está entre nosotros la versión en cómic de La princesa de hielo, el «caso» criminal con el que Camilla Läckberg saltó a la fama.

Demasiados misterios

Firman esta adaptación Léonie Bischoff y Olivier Bocquet: la historia –en imágenes– de la primera investigación a cargo de la escritora Erica Falck y el policía Patrik Hedström.

La autora dejó su profesión de economista para dedicarse a la literatura

Ambos se enfrentan a la muerte de Alexandra Wijkner, amiga de la infancie de Erica. Aparentemente, un suicidio. Pero la víctima llevaba una semana muerta cuando descubrieron su cadáver, perfectamente conservado. La policía averigua que no fue ella quien se cortó las muñecas. Además, había altas dosis de somnífero en su sangre: dormía profundamente cuando le abrieron las venas. Para colmo, estaba embarazada de tres meses. Demasiados misterios que ahora, además de leer, podemos seguir viñeta a viñeta.