Julio Sarramián en el CEART de Fuenlabrada
Julio Sarramián en el CEART de Fuenlabrada - óscar del pozo
arte

Julio Sarramián: ««Un paisaje ya es más que una experiencia visual»

Unas coordenadas dan título a la muestra de Julio Sarramián en el CEART (Fuenlabrada). Desde el móvil, el espectador viaja a los paisajes que le propone el artista

Actualizado:

Debería recomendarse a quienes visiten esta exposición que la miren primero desde el otro lado del edificio: es un buen ángulo para apreciarla. Desde allí, gracias a los espacios tan abiertos del Centro de Arte Tomás y Valiente (Fuenlabrada) se atisban a lo lejos e iluminados los paisajes despoblados y fríos de Julio Sarramián (1981). Nada más lejos.

¿Qué es un paisaje?

A nivel histórico y pictórico se ha relacionado con la escenografía de un lugar concreto. Hoy el paisaje ya no es una estampa, sino que existen paisajes «macro»y «micro»: el universo en sí mismo es un paisaje y también lo son la superficie de las piedras o de los hongos.

O sea, que el significado de «paisaje» se ha estirado con el paso de los años.

«El universo es un paisaje y también lo son la superficie de las piedras y los hongos»

Sí, tanto que ahora el paisaje no sólo remite a una experiencia visual. Hay paisajes sonoros, hay experiencias sensitivas que nos hacen crear un paisaje emocional o tecnológico... Yo empecé a estudiar la tradición del paisaje y me encontré primero con el in situ, el de los impresionistas que se sentaban en el lugar preciso y pintaban lo que veían. Después vino el paisaje mental o emocional, y luego estaban los que tenían como base la fotografía u otro medio del que se pudiese copiar. Cuando aparecen plataformas como Google Maps o Google Earth, cambia nuestra percepción del mundo.

Eso se relaciona con esta muestra: ha anotado en el suelo las coordenadas para que el espectador pueda viajar hasta sus paisajes a través del móvil.

Me interesa la posibilidad de representar un lugar sin haber estado antes allí. Al plasmar las coordenadas, yo quería convertir al espectador en un explorador virtual, activo respecto a la imagen. Parto de una nueva tecnología, que se plasma en algo pictórico (que es muy tradicional en ese sentido) y repercute en el espectador de nuevo a través de la tecnología. Me seduce ese juego, ese círculo.

Hay una estética algo distante, no sé si fría...

La estética de la obra me interesaba mucho. Las imágenes, al estar inspiradas en modelos 3-D, son paisajes con cierto sentido irreal. Tan limpios que parecen irreales. Reflejan la plasmación tecnológica. Me interesaba que el proceso pictórico fuese lo más preciso posible. Ante estos paisajes sientes extrañeza: los reconoces, pero a la vez te separas de ellos.

Esta cita supone visibilidad para usted. ¿Cómo ve el panorama artístico en España?

El arte está en un momento muy precario. Muchos sobrevivimos a base de subvenciones, becas. Hay muchas cosas que se podrían solucionar: autónomos, IVA, ley de mecenazgo... Son temas muy necesarios ahora mismo en el sector de la cultura. Si no se abordan, existe el riesgo de que de aquí a veinte años la riqueza artística se vea reducida. Y es una pena.