Fotograma del vídeo «Oblatio»
Fotograma del vídeo «Oblatio» - b. gracia
«Darán que hablar»

Blanca Gracia: «Cada edad tiene sus restricciones»

Con la artista Blanca Gracia inauguramos la sección «Darán que hablar», un espacio en la web en el que autores incipientes en sus respectivas disciplinas dan a conocer su trabajo en primera persona

Actualizado:

Nombre completo:Blanca Gracia. Lugar y año de nacimiento: Madrid, 1989. Allí vive y trabaja actualmente. Estudios: En 2012 se licencia en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid (CES Felipe II)

Qué le interesa. Utilizo la pintura, el dibujo, la animación y demás recursos que se me van ocurriendo para plasmar un mundo pseudoficticio, paralelo al nuestro, en el que un grupo de insurrectos escapan a reductos de una naturaleza contemporánea y manida, dando la espalda al momento social y político en el que vivimos y creando una especie de resistencia en estos lugares limítrofes.

Me interesan conceptos como los de «muerte cívica», «huída», la figura del fugitivo o el nomadismo. Utilizo imágenes sacadas de los medios de comunicación y las transformo cambiando su contenido, usando un imaginario neo-colonial, mezclando lo exótico y oculto con lo doméstico. Suelo incorporar texto, encriptar mensajes, cambiando el significado de la imagen o ironizando.

De dónde viene. Hasta el momento, he participado en dos exposiciones «serias», organizadas con amigos, también artistas, donde lo hemos hecho todo entre nosotros: habilitar el espacio, «comisariar» el proyecto y unos fanzines que servían de catalogo de las expos. La última exposición que organizamos tuvo lugar en una antigua farmacia que nos prestó un amigo durante unos días. Salirse de la experiencia del cubo blanco como espacio expositivo, que casi sacraliza las obras de arte, y exponer en espacios que no estaban concebidos para esta actividad, aparte de ser algo inevitable por falta de recursos, crea otro tipo de relaciones más horizontales entre el espectador y la obra.

Supo que se dedicaría al arte desde el mismo momento que… Es algo que llevo haciendo desde que era pequeña, dibujar e inventarme historias. Estaba todo el día en mi nube, feliz con un lápiz. Conservo muchos libros de clase llenos de garabatos e ideas. Estaba deseando llegar a «ser mayor» y poder hacer aquello todo el rato sin que me molestasen; luego llegas a la universidad y tienes otro tipo de restricciones o exigencias. Supongo que es ahora cuando más libre me siento con lo que hago.

«Tengo la suerte de pertenecer a una generación con ganas de hacer cosas»

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el mundo del arte para «sobrevivir»? Por suerte (y de momento) no he tenido que hacer nada demasiado extraño para sobrevivir siendo artista, sólo los típicos encargos de retratos familiares o cuadros planteados para combinar con el color de un salón o el tapizado de algún sofá y de los que no me siento especialmente orgullosa.

Su «yo virtual». Tengo una página web con la que me he estado peleando este verano para actualizarla, www.blancagracia.com. También utilizo Facebook sobre todo para cuestiones de autobombo, aunque intento utilizarlo lo justo. Es increíble el tiempo que puedes perder ahí metido. A veces pienso que nos deberían pagar por usarlo. Consulto muchísimos blogs de distintos tipos, sobre todo buscando referencias visuales, como Void, Reuters, Contraindicaciones, ubuweb

Dónde está cuando no hace arte. Trabajo como facilitadora en Debajo del Sombrero, una plataforma de investigación y producción artística para personas con discapacidad intelectual. Es impresionante ver a estos chicos llevar a cabo sus proyectos en el taller y muy enriquecedor como artista a la hora de plantear tu propio trabajo. Son unos verdaderos cracks y poseen una libertad creativa envidiable.

Qué se trae ahora mismo entre manos. Suelo trabajar en varios proyectos a la vez. Ahora estoy con una pieza de animación que es una especie de comunicado de guerrilleras que denuncian la expropiación de almas por parte de los medios; una serie de microrebeliones intermitentes y un cuadro más grande que yo en el que estoy pintando un ritual pagano.

«Para mí no se trata de ver quién es más ingenioso u original. Esto es una carrera de fondo»

Le gustará si conoce a... Mis referentes no pertenecen necesariamente al mundo artístico. Me ha influido mucho el realismo mágico hispanoamericano, el condado ficticio de Faulkner, su manera sensorial de describir situaciones y sus personajes animales, inevitables para ellos mismos; la poesía de René Char o textos de filosofía política. También me encanta el trabajo de Marcel Dzama, Jules de Balincourt o Sophie Calle, entre otros.

Tengo la suerte de pertenecer a una generación con muchas ganas de hacer cosas, muy polifacética; y de tener unos compañeros de aventuras muy brillantes e inspiradores en distintas áreas creativas, como Álvaro F García, Guillermo Gómez, Paloma Mariné o Juan Sánchez Porta, con quienes trabajé en la colectiva Take a Chill Pill, pero hay muchos otros. ¡La entrevista podría no terminar nunca!

¿Por qué tenemos que confiar en ella? No se si aporto algo nuevo es la cuestión. Uno tiene que tener siempre en cuenta que no esta inventando la rueda y que casi todas las cuestiones que maneja ya han sido planteadas. Para mí no se trata de ver quién es más ingenioso u original. Esto es una carrera de fondo y creo que lo más interesante es intentar crear un lenguaje propio, una poética personal, ser honesto y coherente con uno mismo y, ante todo, disfrutar en el camino con lo que se hace. En general, si sigues este proceso creativo, suele valer la pena.