Los galeristas José Robles y Raquel Ponce en su estand
Los galeristas José Robles y Raquel Ponce en su estand - J. Díaz-guardiola / F. Muñoz
arte

ARCO 2014: Solo/Dúo hace más visible la feria

Los estands dedicados a uno o dos autores permiten que ARCOmadrid se posicione como una gran feria de descubrimientos

jorge s. casillas
Actualizado:

Si de algo se puede sentir orgulloso ARCOmadrid es de la apuesta que ha realizado por «limpiar» la feria. Por hacer más visible su contenido con estands dedicados a uno o dos autores. Es el programa SOLO/DÚO, una forma de presentar el arte que favorece la conversación entre obras y el conocimiento de los artistas, lo que ha convertido a ARCOmadrid en una feria de descubrimientos fundamental.

Entrar en el estand de una de estas galerías es un respiro dentro del gran «bazar» que por momentos parece una feria. Julián Mizrahi comienza su día firmando ejemplares de ABC de ARCO, su espacio y su rostro de perfil ilustran la portada del diario oficial.

«Zen Arbeit», de Hanne Darboven es una de las obras más caras: 2,8 millones de eurosCon un estand como el suyo, explica, «uno puede especializarse y mostrar un pantallazo más completo del artista». Al frente de Del Infinito Arte, este argentino acude a ARCO por tercera vez «como forma de apoyar a un país que está en crisis como el mío». Pese a las dificultades, Mizrahi está satisfecho con el resultado de la feria: «Está saliendo sorprendentemente bien, en contra de las expectativas».

Los galeristas son los primeros en aplaudir iniciativas como estas, pero son los artistas los principales beneficiados. En Isabel Aninat expone Mónica Bengoa. «Hay una diferencia abismal porque mis piezas son bastante grandes y otras veces he tenido que ceder en materia de espacio», explica la autora chilena. «Un estand así da buena cuenta de mi trabajo, de mi contenido. Es un privilegio».

Como en el resto de la feria, las ventas de las galerías del SOLO/DÚO están siendo buenas. En Ponce+Roblesestá saliendo un año «mucho mejor que el anterior, que fue el primero juntos»; y en la galería +R tienen varias obras marcadas con un punto rojo, señal inequívoca de que ya encontraron comprador. «El SOLO/DÚO es una experiencia similar a la de exponer en la galería», dice Ana Mas, una de las propietarias.

Precio récord

Aunque la principal motivación de este programa es la promoción de artistas, entre las galerías del SOLO/DÚO hay autores y obras para todos los bolsillos. En el estand de la alemana Crone tienen el privilegio de exponer una de las piezas más caras de la feria. La creación Zen Arbeit, de Hanne Darboven tiene un precio de 2,8 «Aplaudo la iniciativa de Urroz, profundizar más es un acierto»millones de euros.

Xavier Fiol lleva 20 años presente en ARCOmadrid, ha trabajado en coyunturas económicas de todo tipo y también se ha apuntado a esta forma de presentar el arte. «Aplaudo la iniciativa de Carlos Urroz, querían profundizar más y creo que es un acierto». En su estand confluyen obras de Winston Roethy Santiago Villanueva, «dos artistas que a nivel cromático se mejoran». «Un dúo debe superar el proyecto individual. Aquí uno más uno son tres», explica.

Una opinión igualmente curiosa tiene Henrique Farías. Él ha traído a la feria obras de Waldo Balarty Emilia Azcárate, cubano y venezolana respectivamente. «La nefasta conexión política entre Cuba y Venezuela está aquí presente, aunque a veces es más difícil establecer relación entre dos artistas que entre siete. Es como en la música: una sinfonía funciona mucho mejor que un dúo entre un violín y un violonchelo».