Temas

Juan Diego

Rara pero no tan mala

La temporada 2003 pasa página como un año de transición de escasos relieves y un cierto sabor a decepción<br>

POR ZABALA DE LA SERNA Comentar

Póngase usted un «Nunca mais a la guerra» en el ojal, señorito

Leones con la voz cogida, gacelas de otro mundo, quebrantos y parabienes a media voz y, sobre todo, decenas de tarjetitas contra guerras y mareas definieron un preámbulo de los Goyas que, como casi todos los prolegómenos, pueden y suelen ser mucho más jugosos y nutritivos que el acto en sí

Himnos y flores para despedir a Bardem

Himnos y flores para despedir a Bardem

La capilla ardiente estuvo abierta prácticamente todo el día. Por allí desfilaron amigos y compañeros del cineasta para dar su último adiós al patriarca de los Bardem

JOSÉ EDUARDO ARENAS Comentar

Los rayos de Poseidón

Si Palma es en agosto la capital del Estado, y Menorca la del Gobierno, Ibiza sigue siendo la del desmadre. Ibiza continúa gozando el aura de la libertad, de la permisividad, de la promiscuidad y del relajo, que atrae por igual a hordas juveniles que a supermodelos<br>

El Papa despidió México beatificando a dos indios zapotecas de Oaxaca

El quinto viaje de Juan Pablo II a México concluyó ayer en la basílica de Guadalupe con la beatificación de dos indios zapotecas que fueron linchados por sus conciudadanos durante una revuelta religiosa. Si el episodio fue triste por la brutalidad de los indios y la cobardía de un capitán español, el heroísmo de los dos indígenas les valió enseguida el culto como mártires.<br>

JUAN VICENTE BOO. Enviado especial Comentar
El Papa canoniza al primer indio en la historia de la Iglesia

El Papa canoniza al primer indio en la historia de la Iglesia

Docenas de caracolas marinas y millares de maracas resonaron ayer en la basílica de Guadalupe bajo una lluvia de pétalos de rosa cuando el Papa canonizó a Juan Diego, el primer santo indio en la historia, medio milenio después del descubrimiento del Nuevo Mundo. Las danzas indias ante el altar de la Virgen Morenita marcaron la ceremonia más espectacular de todo el Pontificado.

JUAN VICENTE BOO. Enviado especial Comentar