Muere George Kennedy, uno de los últimos duros de Hollywood

Obtuvo el Oscar a mejor actor secundario por su trabajo en la mítica «La leyenda del indomable»

MadridActualizado:

El actor estadounidense George Kennedy, ganador del Oscar por La leyenda del indomable» (1967), falleció el pasado domingo a los 91 años en la localidad de Boise, en Idaho (Estados Unidos), según informó su nieto, Cory Schenkel.

Kennedy fue una cara muy concocida en la década de los sesenta y setenta, y estaba considerado como un secundario de lujo, en especial en películas del oeste y catástrofes. El papel por el que logró la estatuilla de Hollywood al mejor actor de reparto fue dándole la réplica a Paul Newman en la «Leyenda del indomable», en la que interpretaba al prisionero Dragline. Newman estuvo nominado por este mismo filme como actor principal, que finalmente no obtuvo. «Lo maravilloso de aquella cinta», recordaba Kennedy en una entrevista de 1978 citada por «The Hollywood Reporter», «es que según avanzaba mi personaje, yo pasaba de ser el malo al bueno».

Papeles de villano y tipo duro

Su aspecto y su corpulencia le encasillaron en muchas ocasiones en papeles de villanos y tipos duros, pero también supo ofrecer otros registros como el policía Joe Patroni en la película «Aeropuerto» (1870) y sus tres secuelas posteriores: «Aeropuerto 75» (1974), «Aeropuerto 77» (1977) y «Aeropuerto 1979» (1979). También un habitual otras películas de catástrofes, acción y aventuras como «Terremoto» (1974), «Los doce del patíbulo» (1967), «Espartaco» (1960) o «Charada» (1963).

El «western» fue otro de los géneros en los destacó, con papeles muy meritorios en «Los cuatro hijos de Katie Elder» (1965), junto a leyendas como John Wayne y Dean Martin; «Bandolero» (1968); «Un hombre impone la ley» (1969), con Robert Mitchum; «La furia de los siete magníficos», de ese mismo año «Duelo de pillos» (1970), «Cerco de fuego» (1971) con James Stewart; «Un botín de 500.000 dólares» (1975), junto a Clint Eastwood. En este género del oeste participó en series de televisión tan conocidas como «Bonanza», «La ley del revólver» o «La leyenda de Jesse James».

Ya casi en la década de los noventa intervino junto a Leslie Nielsen en una de las sagas más alocadas del cine: «Agárralo como puedas» (1988) y en sus dos secuelas de 1991 y 1994 («Agárralo como puedas 2 1/2: el aroma del miedo» y «Agárralo como puedas 33 1/3: el insulto final»), donde interpretaba al capitán Ed Hocken. Recientemente, protagonizó en el cine las películas «Another Happy Day» (2011) y «El jugador» (2014), junto a Mark Wahlberg.

En el campo televisivo es especialmente recordado su trabajo en «Dallas», donde se puso en la piel de Carter McKay entre 1988 y 1991. También apareció en los telefilmes «Dallas: El regreso de J.R» (1996) y «Dallas: War of the Ewings» (1998). La esposa de Kennedy, Joan McCarthy, falleció en septiembre pasado.