Es Noticia

Los grandes fiascos del cine en 2013

Los grandes fiascos del cine en 2013
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los amantes pasajeros

El regreso de Pedro Almodóvar a la comedia supuso una de las peores películas en la filmografía del director manchego, quien no acaba de dar con la tecla desde la notable Volver. Su alocado vuelo a ninguna parte, bajo un barniz de pretendida crítica social, sufrió el vapuleo de la crítica. No convencieron ni sus números musicales ni su particular sentido del humor.

El llanero solitario

Disney perdió unos 200 millones de dólares con este remake de una serie de televisión de culto en Estados Unidos. Ni la presencia de Johnny Depp consiguió salvar la papeleta ni funcionó el tándem con Gore Verbinsky. Juntos habían creado una máquina de producir dinero con la saga Piratas del Caribe. Al desconocido Armie Hammer, además, el rol de protagonista le vino demasiado grande. El llanero acabó solo... y arruinado.

Lee aquí la crítica de «El llanero solitario»

La huésped

Con menos de 50 millones de dólares recaudados en todo el mundo, este thriller futurista para audiencias adolescentes se quedó a años luz del éxito fulgurante de la saga Crepúsculo; en ambos casos, adaptaciones de best-sellers de Stephenie Meyer. Su leve aire a Matrix (la Humanidad, dominada por unos aliens infiltrados) no gozó del favor del público y no funcionó tampoco el combo estrella joven (Saoirse Ronan) - veteranos curtidos (William Hurt, Diane Kruger).

Lee aquí la crítica de «La huésped»

Jack el Cazagigantes

Con un presupuesto de unos 200 millones de dólares y una recaudación similar, a Warner no le salió rentable la jugada de convertir el cuento popular "Jack y las habichuelas mágicas" en un largometraje de acción fantástica-medieval, con el emergente Nicholas Hoult codeándose con Ewan McGregor e Ian McShane. Su falta de sustancia, unida a la avalancha de adaptaciones de cuentos clásicos en cintas de aventuras palomiteras (Hansel y Gretel funcionó mejor), le restaron opciones. El desorbitado presupuesto también contribuyó a que obtener beneficios fuera más difícil que derrotar a una manada de gigantes.

Lee aquí la crítica de «Jack el Cazagigantes»

Gangster Squad

Con Sean Penn, Ryan Gosling, Josh Brolin, Nick Nolte y Emma Stone en el reparto nada podía salir mal... pero salió. En lugar de la nueva Los intocables de Elliott Ness, en la que se inspiraba con escaso pudor, el resultado final recordó más (involuntariamente) a Dick Tracy. Personajes caricaturescos y una trama poco trabajada cuajaron en una cinta fallida.

El Gran Gatsby

Baz Luhrmann decidió jugársela y aplicar el estilo de Moulin Rouge a su aproximación a la famosa novela de Scott Fizgerald. No le salió demasiado bien. Leonardo Di Caprio, Carey Mulligan y compañía quedaban diluidos por el afán de modernizar un texto de los años 20. El salto de casi un siglo era demasiado grande como para colar hip hop en la banda sonora y que la cosa no chirriara. Efectismo hueco. Mucho ruido y pocas nueces. La versión de Redford podía ser ñoña pero, al menos, respetaba el material original.

Lee aquí la crítica de «El Gran Gatsby»

After Earth

M. Night Shyamalan lleva tiempo sin levantar cabeza a nivel creativo. Por más que sus películas dejen beneficios, el director de origen indio entrega filmes muy por debajo del listón que marcaron El sexto sentido y El protegido. Aunque superior a Airbender, After earth no dejó buen sabor de boca. Will Smith está acostumbrado a recaudar, por lo menos, el doble (hizo 240 millones de dólares). Lo de promocionar a su hijo a toda costa es tan respetable como discutible.

Lee aquí la crítica de «After Earth»

R3sacón

La saga ya había dado señales de alarmante agotamiento en la segunda entrega, que básicamente trasplantaba a otro país (Tailandia) el mismo esquema de la primera, una gratísima sorpresa que pulverizó todas las expectativas en la taquilla. Resacón 3 no hizo más que confirmar los peores síntomas. Su apuesta por entregar todas las fichas a los dos personajes más surrealistas acabó desequilibrando la película, que resultó un pálido reflejo del original.

Lee aquí la crítica de «R3sacón»

RIPD: departamento de policía mortal

¿Un dúo formado por un agente veterano y otro joven lidiando contra seres poco convencionales? No hace falta ser un gran cinéfilo para encontrar, de inmediato, poderosos ecos a Men in Black. Aquí no hay alienígenas, sino muertos vivientes, y en lugar de Tommy Lee Jones y Will Smith tenemos a Jeff Bridges y Ryan Reynolds. La película tiene difícil defensa y quedará para la posteridad como una de las más absurdas de cuantas se estrenaron en 2013.

Lee aquí la crítica de «RIPD: departamento de policía mortal»

El Consejero

Considerable batacazo de Ridley Scott, quien contaba con material de primera, tanto en el guión como en el elenco de actores. Pese al libreto de Cormac McCarthy y contar con Michael Fassbender, Brad Pitt, Javier Bardem, Cameron Díaz y Penélope Cruz, acaba pagando un defecto considerable: tomarse a sí misma demasiado en serio. Un ejercicio de ombliguismo que quedará relegado a un rincón oscuro en la carrera de Scott.

Lee aquí la crítica de «El Consejero»

Hitchcock

Dedicar una película a las miserias de sir Alfred es siempre arriesgado. Fiar una transformación física al maquillaje, complicado, y si no, que se lo digan a Clint Eastwood y su Edgar. A ratos parece un telefilm y Anthony Hopkins nunca acaba de convencer como Hitch. A lo sumo, como un imitador del mago del suspense. Con Helen Mirren y Scarlett Johanson en el reparto, la cinta no colmó las expectativas.

Gru 2: mi villano favorito

Avalada por la taquilla, donde obtuvo un éxito fulgurante, artísticamente esta secuela está a años luz de la refrescante primera entrega. Los guionistas demostraron no saber muy bien qué nuevo rumbo encontrarle a Gru, uno de los mejores villanos que ha dado el cine de animación en la última década. Tras su mutación de amargado a padrazo, en esta segunda parte pierde queda aguado en su binomio con una espía torpe. Ubicar la trama en un centro comercial no resultó una idea afortunada.

Lee aquí la crítica de «Gru 2: mi villano favorito»