Haifaa Al Mansour: «Rodé mi película desde la caravana, no podía salir a la calle»
Haifaa Al Mansour

Haifaa Al Mansour: «Rodé mi película desde la caravana, no podía salir a la calle»

La primera directora de cine de Arabia Saudí presenta en España «La bicicleta verde», su ópera prima

Actualizado:

Ha roto muchos techos de cristal... pero no está magullada. Sonríe relajadamente enfundada en sus vaqueros, refugiada del calor de Madrid en el patio de un hotel céntrico de la capital. Haifaa Al Mansour es la directora de 'La bicicleta verde', una película que la ha convertido en la primera directora de cine de Arabia Saudí, su tierra natal, pero también en la primera persona que rueda un largometraje íntegro en ese país. “No quise meterme en el cine para ser la primera mujer directora, sino para tener una voz propia. Es muy importante para mí contar historias que emocionen”, aseguraba ayer durante su charla con ABC. “Creo que es muy importante empoderar a las mujeres, por eso hice la película. Es una historia divertida de mujeres que sobreviven, que persiguen sus sueños”.

La cinta cuenta la historia de una niña que se muere por tener una bicicleta... en un país en el que la actividad pública de las mujeres está tremendamente constreñida. “Fue muy difícil rodar”, contaba Al Mansour con toda naturalidad, “porque el país no tiene una infraestructura preparada para el cine. Además, en el rodaje no podía salir al exterior porque no debo ser vista en la compañía de hombres, tenía que dirigir desde la caravana. Podía hacerlo gracias a un monitor y un walkie-talkie, así que me pasé la grabación gritando. ¡Haz esto, no hagas lo otro! Fue frustrante y difícil, pero es importante no parar, intentar encontrar maneras de hacer las cosas aunque la situación sea difícil”.

«En el rodaje no debía ser vista con hombres»Dice la directora que no tuvo problemas con la censura porque, mientras escribía la historia, fue muy consciente de los límites que no debía traspasar. Consiguió los permisos de rodaje para sacar las cámaras a las calles de Riad a través de una productora muy acostumbrada a trabajar con cadenas de televisión. “Es una historia en la que he reconstruido mi mundo. Crecí en una ciudad muy pequeña de Arabia Saudí, soy la octava de doce hermanos. Mi familia es muy tradicional. Sí, me apoyaron mucho, pero mis padres no hablan inglés... jamás viajamos a Europa cuando era pequeña... Y yo quería mostrar ese mundo que la gente desconoce. Cada personaje es alguien que he conocido en mi vida. La niña pequeña está inspirada en mi sobrina, y estudia en mi escuela”.

Haifaa Al Mansour, de 37 años, casada con un diplomático y residente en Bahrein, se queja de que el rodaje fue una frenética toma de decisiones, y cuenta con orgullo cómo encontró a su pequeña actriz protagonista: “Con el niño había trabajado antes, pero a la niña fue muy difícil encontrarla... ¡porque no podíamos abrir un casting público para mujeres! Así que nos servimos del boca a oreja, de las pequeñas productoras que trabajan con niños”. No quiere pensar en las serias posibilidades de su película de cara a los Oscar. “El mensaje que quiero lanzar con la película es el de que la gente puede cumplir su potencial. No soy una persona muy política”.