Japón también tiene «Arrugas»
El director de «Arrugas» Ignacio Ferreras, en Tokio - efe
cine

Japón también tiene «Arrugas»

Actualizado:

La premiada película española «Arrugas» se estrenó hoy en Japón de la mano de la factoría nipona de culto Ghibli y de su director, Ignacio Ferreras, visiblemente emocionado por llevar a la que considera «la meca de la animación» esta tierna historia sobre la tercera edad.

Afincado en España y de origen argentino, Ferreras sirvió hoy de maestro de ceremonias para apadrinar en unos céntricos cines de la capital nipona su ópera prima, «Arrugas» (2012), con la esperanza de seducir al público nipón tras cosechar dos premios Goya e innumerables reconocimientos internacionales.

La cinta, basada en la novela gráfica del ilustrador valenciano Paco Roca (Premio Nacional de Cómic 2008), A narra el encuentro entre dos ancianos en un geriátrico y reflexiona sobre las terribles consecuencias de la enfermedad del Alzheimer y el abandono a la tercera edad.

«Arrugas» ha lelgado hoy a las salas niponas avalada por el sello de calidad del prestigioso Studio Ghibli, una productora que ha consagrado a maestros de la animación como Hayao Miyazaki e Isao Takahata, creadores de obras como «El viaje de Chihiro» y «La princesa Mononoke».

El estreno nipón «es lo máximo» sobre todo teniendo en cuenta que Japón «es un mundo muy cerrado para la industria extrajera», apuntó Ferreras. Según el cineasta, en la decisión del estudio de adquirir la cinta española pesó por encima de todo la determinación de Takahata, al que le mandó personalmente la cinta traducida al japonés y quien apostó decididamente por estrenarla en el archipiélago nipón.

«Creo que estrenar en Japón ha sido cerrar un círculo para "Arrugas"», afirmó el director, que desveló «haber alcanzado la cumbre» de su carrera tras conversar con los fundadores de Ghibli.

Un país longevo

Uno de los argumentos principales para la llegada de la película a Japón ha sido el compartir con este país la preocupación por el incremento y el bienestar de la pujante tercera edad, al ser una sociedad especialmente sensible con los problemas que afectan a los ancianos.

Japón, uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo, cuenta actualmente con cerca de 30 millones de habitantes por encima de los 65 años, más del 24 % de su población. Una cifra que además esperan se llegue a duplicar en menos de 50 años.

La película fue galardonada en Tokio en octubre del año pasado con el Gran Premio «Japan Prize 2012», otorgado por la televisión pública nipona NHK a los mejores trabajos audiovisuales con carácter educativo, algo que le sirvió para darse a conocer.

«Es muy importante reflexionar sobre este tema por las personas mayores que sufren este abandono», señaló el director, que consideró además que también merece la pena pensar en lo que las generaciones actuales están perdiendo por no estar en contacto con los ancianos.

El director prepara diversos proyectos de animación, aunque, debido a la coyuntura económica, todavía se encuentran «en el limbo».