«Lovelace» calienta a la audiencia de Sundance
Amanda Seyfried, protagonista del filme - ABC
festival

«Lovelace» calienta a la audiencia de Sundance

La crítica pronostica que la esperada película biográfica sobre la actriz porno Linda Lovelace será un gran éxito en la próxima temporada de premios

Actualizado:

En la noche del sexto día, el Festival de Sundance estrenó la esperada «Lovelace», la adaptación al cine de la oscura vida de la actriz pornográfica Linda Lovelace. Lovelace (cuyo nombre real era Linda Boreman) fue la protagonista de la revolucionaria «Garganta profunda», la película pornográfica estrenada en 1972 que inauguró la corriente «porno chic». El filme atrajo la curiosidad de la creciente clase media americana, a la que entretuvo con su peculiar argumento y sus diálogos salaces y ocurrentes. Su influencia en la psique de la época quedó patente cuando los periodistas del Washington Post escogieron su nombre como pseudónimo del confidente clave del caso Watergate, escándalo que acabó derrocando al presidente Richard Nixon.

El gran éxito que siguió al estreno de «Garganta profunda» catapultó a Lovelace como adalid de la liberación sexual de la mujer. Pero los flashes y la atención ocultaban un sombrío secreto: el de una mujer que más tarde reconoció haber sido forzada sexualmente durante la mayor parte del rodaje y que acabó renegando del mundo de la pornografía. La prensa americana recibió «Lovelace» con críticas radicalmente opuestas. Donde el New York Post vio «uno de los mejores dramas de esta edición de Sundance», el crítico Daniel Fienberg explicó en la popular web HitFix.com que la cinta es «superficial y plana» y que recurre a trucos para crear «la ilusión de unas complejidades de las que carece».

En lo que todos concuerdan es que Amanda Seyfried es la gran fortaleza de la película. La joven intérprete consigue plasmar con maestría el gran abanico de claroscuros en el que se convierte las emociones de Lovelace. «No me sorprendería nada que todos los actores principales compitiesen por premios importantes», apuntó el crítico del New York Post, Kyle Smith, en referencia a los Oscar de 2014. Tras la proyección, la distribuidora de Harvey Weinstein mostró su interés en adquirir la película y sus derechos de distribución. Si la operación llega a cerrarse significará que «Lovelace» llegará a la mayoría de salas tanto en Estados Unidos, como a nivel internacional, lo que podría convertirla en una de las películas más importantes de la temporada.