Cine

Cine

«Los miserables», ¿el musical definitivo?

Día 10/12/2012 - 10.21h
Temas relacionados

El día de Navidad se estrena en España la adaptación a la gran pantalla del musical visto por más de 60 millones de personas

UNIVERSAL
UNIVERSAL
imagen anteriorimagen siguiente

Los sueños, la esperanza, el amor...

Las fuerzas poderosas que impulsan nuestro corazón se conjugan con maestría en «Los miserables», una prueba atemporal de la fuerza del espíritu humano que un siglo después de que Víctor Hugo la plasmara sobre papel saltó a los teatros de medio mundo en forma de célebre musical. El escritor francés, que contribuyó de forma notable a la renovación lírica y teatral de la época, fue un amante de la palabra y de la lucha social, y en su obra más conocida defiende por antonomasia a los más desfavorecidos en la Francia del siglo XIX: putas, ladrones, pobres y estudiantes sin estudios.

Son estos, y no otros, los grandes protagonistas de este himno contra la miseria y en favor de los más desproveídos. Una fábula con alma propia que hunde sus raíces en la redención y la libertad. El sueño dentro del sueño.

«'Los miserables' es una de las grandes obras de la literatura mundial. Víctor Hugo creó personajes y describió situaciones universales que encajan en cualquier época. Si a eso se le añade la fuerza de la música compuesta, es fácil comprender el éxito del espectáculo», explica el productor de la obra Cameron Mackintosh.

Después de que la vieran 60 millones de espectadores en 42 países, de ser traducida a 21 idiomas, y de que siga batiendo récords de taquilla después de permanecer 27 años en cartel, «Los miserables» aterriza ahora en las salas de cine. Y lo hace de la mano de Tom Hooper, ganador del Oscar al mejor director hace dos años por «El discurso del rey». Cuando el cineasta británico se enteró de que su colega William Nicholson estaba escribiendo una adaptación de “Los miserables”, no dudó en ponerse a la cabeza del proyecto. “'El discurso del rey' había emocionado a muchos espectadores en todo el mundo y quería que mi siguiente película fuera aún más emotiva. Leí el guión durante un vuelo entre Londres y Los Ángeles, y acabé con lágrimas en los ojos».

«Tom Hooper siempre encabezó la lista», señala Eric Fellner, productor del film. «No nos pusimos en contacto con ningún otro director. Es apasionado, entregado, cuida mucho los detalles y no le asusta el trabajo».

Pese a que Hooper se permite algunas concesiones a la hora de hacer la traducción de la obra teatral al lenguaje cinematográfico, el filme conserva dos alicientes esenciales para encumbrarlo como uno de los musicales más ambiciosos de la historia. El primero es que durante casi todo su metraje, que se extiende hasta las dos horas y media, los personajes se comunican cantando y los diálogos son versos sueltos dentro de una argamasa musical sin precedentes. El segundo factor es que, por primera vez en su integridad, los actores interpretan las canciones «en vivo». «Posiblemente no habría dirigido la película si no se hubiera podido grabar las canciones en directo. Por muy buena que sea la sincronización, el público nota que hay algo falso. Las voces nunca acaban de conectar realmente con lo que ocurre en la pantalla», detalla Hooper.

«La idea de cantar en vivo es sobrecogedora, pero te da una libertad inmensa. Puedes descansar, seguir, acelerar la interpretación, ralentizarla... Es decir, sólo tienes que preocuparte en actuar», afirma Hugh Jackman, que interpreta al expresidiario Jean Valjean. «Cantando en vivo se alcanza un nivel emotivo que no se puede crear en un estudio», asegura Russell Crowe, el gran enemigo de Valjean en la película.

Así se vertebra una de las películas más esperadas de los últimos años que, de momento, está a la altura de las expectativas. Tras presentarse hace dos semanas en Nueva York, parte de la crítica se ha mostrado totalmente entusiasta con ella. «El film es un triunfo. Todo el mundo está de pie. El cine se viene arriba», apuntaba Kris Tapley (hitfix.com) una vez concluía la primera proyección. «15 minutos de aplausos. La película es impresionante», describía AwardsCircuit.com. «Aplausos y ovación en pie. Tom Hooper ha hecho una versión épica, emocionante y sensacional del legendario show de Broadway», según el crítico Roger Friedman.

Universal espera recaudar con ella más de 150 millones de dólares sólo en Estados Unidos, en parte gracias al buen número de candidaturas a los Oscar que el film puede obtener. De hecho, algunos analistas incluso apuntan a que podría superar las 14 candidaturas de «Titanic» y «All about Eve». «'Los miserables' promete y pretende ser uno de los tótems del género en cine tras serlo ya en el West End y Broadway. Habrá que ver cómo responde la Academia a esto ya que no ha tenido una oportunidad tan grande para que el musical reverdezca laureles en los Oscar en los últimos 30 años salvo la excepción de 'Chicago'», explica Nacho Gonzalo, administrador de la página web «loqueyotediga.net», que repasa puntualmente la carrera por el Oscar. «Como aficionado al género, y sobre todo a este musical, mi mayor inquietud es cómo se ha trasladado al lenguaje cinematográfico una propuesta puramente teatral. Si tiene coherencia, habrá triunfado».

Para Fernando de Luis Orueta, redactor de «losextras.es», es indiscutiblemente la favorita para el triunfo. «Una cinta tan esperada y tan espectacular como esta se acerca mucho al perfil de las grandes ganadoras de los Oscar: películas-río, con grandes repartos, de época, emocionantes y sin dobleces. En mi opinión, es la rival a batir»

Una estatuilla que para muchos ya tiene dueña es la de mejor actriz secundaria. Anne Hathaway lidera todas las quinielas por su breve pero magistral papel de Fantine. Para la intérprete, que perdió hasta once kilos para la película, la oportunidad de abordar este personaje fue particularmente especial porque su madre era la suplente de ese papel en la primera obra que se hizo en teatro. «Fue una experiencia maravillosa aprenderte todo el guión. Llegas a olvidarte de que son palabras escritas antes por alguien porque haces tuya cada frase. Era maravilloso tener la libertad de desconectar tu cerebro y simplemente vivirlo y dejarte llevar. Tú sola con un piano en el rodaje. Era maravilloso».

«Los miserables» asume el mayor reto conocido hasta ahora por el género musical. Dos horas y media de canciones, voces en directo, libertad, sueños, lealtad y, sobre todo, amor. Y es que, tal como recogía la novela de Víctor Hugo en su capítulo final, «en el mundo casi no hay nada más importante que amar».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
N. PULIDO El Kunstmuseum de Basilea ha cerrado durante poco más de un año y, gracias a un acuerdo con España, ha cedido gratuitamente sus obras maestras al Reina y al Prado
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo bello
lo útil
Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.