De izquierda a derecha, Miguel Satrústegui, Francesca de Habsburgo, Íñigo Méndez de Vigo y Carmen Thyssen, ayer en el Museo Thyssen
De izquierda a derecha, Miguel Satrústegui, Francesca de Habsburgo, Íñigo Méndez de Vigo y Carmen Thyssen, ayer en el Museo Thyssen - ABC

Luz verde al Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

La pinacoteca incorpora, al igual que el Prado y el Reina Sofía, la palabra nacional a su nombre

MadridActualizado:

En la reunión del Patronato del Museo Thyssen-Bornemisza, celebrada en la tarde de ayer, se aprobó, entre otros asuntos, el cambio de los estatutos de la pinacoteca, gracias al cual ésta pasará a llamarse a partir de ahora Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. Incorpora, pues, como sus vecinos Prado y Reina Sofía, la palabra «nacional» a su nombre oficial, que hasta ahora no tenía. Se trata de una iniciativa del ministro de Educación, Cultura y Deporte y presidente del Patronato del Museo, Iñigo Méndez de Vigo, según el cual este cambio forma parte de los actos que marcan el 25 aniversario del museo que se celebra durante este año.

El cambio de nombre no implica cambio alguno en la naturaleza jurídica ni en el funcionamiento del museo, aunque sí sirve para recalcar la condición de pública de la Colección Thyssen-Bornemisza. Siempre ha sido desde su apertura en 1992, al igual que el Prado y el Reina Sofía, un museo estatal. Pero hay cierta confusión entre la colección del barón, comprada por el Estado español en 1993, núcleo del Museo Thyssen, que es público; y la colección de la baronesa Thyssen, que es privada y cuyo futuro se está negociando con el Estado.

La baronesa Thyssen y Francesca de Habsburgo, hija del barón, expresaron su agradecimiento por este reconocimiento. Esta última añadió que tanto ella como sus hermanos estaban «muy contentos y orgullosos», como lo estaría también su padre.