David Aja, en la inauguración de su exposición en Valladolid
David Aja, en la inauguración de su exposición en Valladolid - HERAS

Valladolid repasa el trabajo de David Aja, dibujante de Marvel

El Patio Herreriano acoge hasta enero la primera retrospectiva del artista

VALLADOLIDActualizado:

Siendo todavía estudiante, el dibujante David Aja (Valladolid, 1977) conoció durante un curso de verano en El Escorial al maestro de la historieta Will Eisner, quien en este tipo de eventos solía escabullirse de los organizadores para estar con los estudiantes. Allí, en un receso, el considerado como creador del concepto moderno de novela gráfica se dirigió en persona al artista vallisoletano para decirle: «Sigue dibujando, tú serás un autor de cómic». Sea por el empujón de este influyente historietista –hoy reciben su nombre los llamados Oscar del cómic– o por el empeño del propio David de dedicarse a su pasión, el dibujante es hoy uno de los más reconocidos y completos del género y uno de los viñetistas de cabecera de la editorial norteamericana Marvel, hasta el punto de que su trabajo en sus series «Hawkeye» («Ojo de Halcón»), «Harnak» y «Scarlet Witch» («La Bruja Escarlata») ha sido reconocido con cinco de los mencionados galardones.

Éstas y otras muchas de sus ilustraciones se pueden ver desde este fin de semana en el Patio Herreriano de Valladolid, que siguiendo la tendencia internacional de otros museos de arte contemporáneo –el Reina Sofía lo ha hecho recientemente con una muestra dedicada a George Herriman– ha abierto sus salas al cómic. «David Aja. Primera Retrospectiva» reúne casi 350 piezas con una doble intención, señaló durante su inauguración su comisario, Asier Mensuro. Por un lado, mostrar el proceso creativo del artista «desde que un trabajo arranca en su mente hasta que llega al final, el cómic impreso»; y por otro, subrayar las que han sido las principales influencias del viñetista durante quince años, en cuyos trabajos además de la huella desde notables dibujantes como David Mazzucchelli, Alex Thot o Frank Miller, se pueden ver referencias «muy claras» al cine en su modo de concebir el diseño.

Creador en mayúsculas

«David Aja trabaja de una manera un poco diferente y aporta mucho a las historias. No sólo es un dibujante, es un artista completo», apuntó el comisario deshaciéndose en elogios en el que consideró un creador «en mayúsculas». Un caso destacado de esta forma de trabajar es su última novela gráfica, aún inédita, «The Seeds» –llegará a las librerías en marzo de 2018–, pero de la que se pueden ver en el Herreriano la portada y páginas interiores en lápiz, tinta y color. «Necesitaba contar mis propias historias y en este proyecto estoy haciendo de todo, desde la rotulación a color hasta coguionizarlo. Es un esfuerzo muy grande pero quería que fuera algo mío», explicó el artista, quien detalló, además, que su proceso creativo es muy distinto si aborda una portada, «un trabajo de diseño puro y duro donde busco una imagen potente» o un cómic al completo, donde en lugar de trabajar página a página y viñeta a viñeta le gusta verlo «como un todo».

El resultado es un cómic de «auténtica vanguardia» con soluciones imaginativas como que la historia sea narrada, casi mediante signos, desde el punto de vista del perro del protagonista. Así ocurre en uno de los números de «Ojo de Halcón». La exhibición está dividida en dos salas. La primera de ellas reúne más cantidad de originales –sencillos de recopilar, ya que el artista no los vende– e historias más cortas con X-Men, Daredevil o Capitán América como protagonistas, entre otros muchos trabajos para Marvel. La segunda sala dispone de mayor número de portadas y trabajos más recientes como la serie «Ironfist», («Puño de Hierro»), con la que David Aja «despegó» en Estados Unidos y le hizo conseguir su primera nominación al Fisner.

«Recuerdo que cuando estudié Bellas Artes en Salamanca mucha gente estaba obsesionada con exponer en un museo, lo que jamás pensé yo, así que me hace mucha ilusión haberlo conseguido con un medio al que adoro, el cómic», consideró el artista.