Dos imágenes de la estatuilla calcolítica Guennol Stargazer
Dos imágenes de la estatuilla calcolítica Guennol Stargazer - Christie's

Turquía exige que le devuelvan una «diosa blanca» subastada en Christie's

El Gobierno de Ankara sostiene que fue expoliada, a pesar de que lleva muchas décadas en colecciones estadounidenses y se ha expuesto varias veces en el Metropolitan

Actualizado:

Turquía ha emprendido acciones legales para el retorno de una estatuilla anatolia de más de 5.000 años de antigüedad que se ha subastado en Christie's Nueva York, según ha confirmado la agencia oficial Anadolu. En declaraciones a la prensa en Estambul, el ministro de Cultura turco, Nabi Avcı, afirmó que «hemos empezado a dar los pasos necesarios para dejar sin efecto la subasta de esta obra de arte y para informar al comprador de que se trata de una pieza expoliada».

La venta de la llamada Guennol Stargazer, una pequeña estatua de una cultura que se desarrolló en Anatolia hace más de 5.000 años y que según las autoridades de Ankara, debió ser vendida de contrabando de Turquía, tuvo lugar el 28 de abril y se vendió por 14,5 millones de dólares.

La subasta tuvo lugar en su sede del Rockefeller Center, dento de una «venta excepcional» de Christie's, y la pequeña y hermosa pieza encontró un comprador dispuesto a pagar 12,5 millones de dólares, que con la comisión se remataron en 14.471,5 millones de dólares, que equivalen a unos 13.277,8 millones de Euros

La pieza está datada en el tercer milenio antes de Cristo. Esta «diosa blanca» está considerada uno de los mejores ejemplos de los ídolos anatolios del tipo Kiliya. La historia y las colecciones por las que pasó eran por todos conocidas.

Turquía invoca la cooperación cultural

Además de las acciones legales, el citado ministro turco Nabi Avcı ha publicado días atrás una carta en «The New York Times» en la que comunicaba la petición de la estatuilla y de cualquier antigüedad u obra de arte sacada ilegalmente de su país de origen. De hecho, celebraba la cooperación que otras instituciones y museos han mostrado en casos similares en el pasado, que acabaron con las piezas de vuelta a su país de origen y valoraba ese modo de actuación como «un ejemplo de cómo los países y las comunidades culturales pueden trabajar conjutamente para preservar el registro arqueológico», frecuentemente amenazado por vendedores sin escrúpulos.

Guennol Stargazer
Guennol Stargazer - Christie's

La delicada escultura mide apenas 23 centímetros de altura y procede, según la información facilitada, de Gelibolu (Gallipoli), la ciudad de la terrible batalla en la I Guerra Mundial. La datación de 3.000 años la sitúa en el Calcolítico. Sin duda es uno de los ejemplos más destacados de este tipo de arte. Se trata de una pieza bastante conocida y de hecho estuvo en préstamo en el Metropolitan Museum en varias ocasiones, entre 1966 y 2007.

Solo se conservan 15 objetos similares en el mundo, y muy pocos completos, en parte porque a las estatuillas se les rompía la cabeza en los rituales funerarios en los que están asociados.

Su precio de salida estimado era de 3 millones de dólares. Ahora, un tribunal estadounidense ha dejado la venta en suspenso y la estatuilla no podrá ser entregada al comprador hasta que se conozca la decisión judicial. Se sabe que la pieza fue parte de la colección Guennol, formada por Alastair Bradly Martin y su esposa Edith. Se supone que pasó a sus herederos, de quienes la adquirió el que era su propietario actual, un coleccionista neoyorquino, que la compró en agosto de 1993 en la Merrin Gallery.

El ministro Avcı anunció que se van a presentar trabajos científicos que muestran que esa estatua pertenece a Turquía y que debió salir ilegalmente de allí. El plazo dado por el tribunal para la entrega de esas pruebas es de dos meses.