Vendido en Bilbao un tríptico gótico por un millón de euros
«Tríptico de la Lamentación de Vizcaya» - ABC

Vendido en Bilbao un tríptico gótico por un millón de euros

La obra, que consta de cinco óleos sobre madera, fue realizada entre 1480 y 1490 por «el Maestro de la leyenda de Santa Lucía»

EFE
BILBAO Actualizado:

Un tríptico gótico de factura flamenca que pertenecía a una familia de Vizcaya desde hace 500 años ha sido vendido hoy en la sala Subastas Bilbao XXI por un millón de euros, según ha informado su subastador, Álvaro Jubera. El «Tríptico de la Lamentación de Vizcaya», un óleo sobre madera de 176 por 290 centímetros, fue realizado entre 1480 y 1490 por un anónimo pintor de Brujas conocido como «el Maestro de la leyenda de Santa Lucía», y es similar, pero más grande, que el «Tríptico de la Piedad» del mismo autor expuesto actualmente en el Museo Thyssen de Madrid.

El pintor es conocido por ese sobrenombre porque su obra más conocida son unas escenas de la vida de Santa Lucía pintadas en la iglesia de Santiago. El tríptico, que ha sido adquirido por un coleccionista particular por el precio de salida marcado, fue un encargo privado para una capilla particular, realizado por el armador Nicolás Ibáñez de Arteita en el último cuarto del siglo XV.

Un trazo muy minucioso

Tanto este donante como su esposa aparecen pintados en las tablas laterales, como era costumbre de la época. En la tabla central se representa la Piedad o Lamentación de María, con el cuerpo de Cristo muerto, y al fondo la ciudad de Brujas. Por las torres que aparecen en el lienzo se ha datado el cuadro entre 1480 y 1490. Las tablas exteriores también están pintadas por detrás, de manera que es un tríptico compuesto por cinco pinturas. Destacan el colorido y la sutileza de las capas de los personajes, muy minuciosos en sus trazos.

Álvaro Jubera ha explicado que el cuadro no ha salido en 500 años de la familia del armador que lo encargó; estuvo una época cedido en el convento de las dominicas de Lekeitio y unos años en el museo de arte sacro de Corella (Navarra), pero siempre dentro de la colección particular de esta familia. El tríptico pertenece a la familia, pero está inventariado como bien de interés cultural.