El director del Rijksmuseum, Taco Dibbits, hoy ante «La Ronda de noche» de Rembrandt
El director del Rijksmuseum, Taco Dibbits, hoy ante «La Ronda de noche» de Rembrandt - EFE

«La Ronda de noche» de Rembrandt será restaurada ante el público en julio de 2019

Los trabajos se podrán seguir en directo a través de la página web del Rijksmuseum de Ámsterdam o en persona, detrás de una pared de vidrio

ÁMSTERDAMActualizado:

El célebre cuadro de Rembrandt, «La Ronda de noche», joya del Rijksmuseum de Ámsterdam, será sometido a trabajos de restauración a partir de julio de 2019 ante el público. Según explicó en rueda de prensa el director del museo, Taco Dibbits, ocho restauradores están ya preparando la obra y el espacio para las tareas de restauración en el propio Nachtwachtzaal, salón situado en el centro del museo y construido especialmente para este cuadro, informa Efe. Los trabajos se podrán seguir en directo a través de la página web del Rijksmuseum o en persona, detrás de una pared de vidrio y desde una distancia de siete metros.

Este lienzo de 1642, propiedad del municipio de Ámsterdam desde hace más de 200 años, es «una oda a la ciudad», especificó Dibbits, quien subrayó la «importancia de que esta pintura esté bien conservada para las generaciones futuras». La alcaldesa de Ámsterdam, Famke Halsema, celebró que esta obra se vaya a restaurar y subrayó que el cuadro de Rembrandt «simboliza la ciudad» para todos los residentes, porque «varios grupos de población pueden verse reflejados» en la «Ronda de noche».

La última restauración conocida de este lienzo es de 1976, pero estas nuevas tareas se hacen ya urgentes porque los expertos pueden ver una ligera neblina y algunas decoloraciones en el lienzo. Para estos trabajos se recurrirá a las últimas tecnologías, como las nuevas técnicas con microscopio, añadió el director del Rijksmuseum, quien calcula que cada año unos dos millones de personas acuden a ver este cuadro.

En septiembre de 1939, la pintura fue evacuada del Rijksmuseum con otras 30.000 obras y se ocultó durante la Segunda Guerra Mundial. Su último escondite fue una cueva en Maastricht. Regresó al museo en 1945. En 1975 sufrió un ataque: recibió 12 puñaladas, la marca más profunda permanece visible. En 1990 un hombre arrojó ácido a la obra.

La restauración «costará varios millones de euros», dice Dibbits, y agregó que el museo también buscará fondos privados. Será, dice, un proceso largo: «Como decimos en holandés, la conservación de las pinturas es un trabajo propio de un monje, requiere mucha paciencia y, por lo tanto, podría llevar varios años». Antes del inicio de su restauración, «La Ronda de noche» será el punto culminante de una exposición organizada por el 350 aniversario de la muerte de Rembrandt, que comenzará en febrero de 2019.