El busto del faraón Tutnkamón
El busto del faraón Tutnkamón - EFE

Reino Unido gana el pulso a Egipto y subasta el busto de Tutankamón por casi 5 millones de libras

La polémica escultura del dios Amón, con el rostro del joven faraón, ha sido subastada a pesar de las reclamaciones del gobierno egipcio

Actualizado:

Hoy se ha cerrado por fin el capítulo del tesoro histórico de Egipto: el busto del dios Amón retratado como Tutankamón. La casa de subastas Christie's de Londres, ha subastado hoy por 4.746.250 libras esta joya escultórica del mundo antiguo. La polémica llegó cuando Christie's no retiró su subasta, a pesar de las reclamaciones de Egipto.

Este busto estaba integrado en un lote de joyas antiguas egipcias y su fecha ronda el año 1.300 a.C. En un principio, el precio que previó Christie's fue de 4 millones de libras.

Esta subasta ha caldeado el ambiente en las últimas semanas entre Reino Unido y Egipto. El embajador de este último país en Reino Unido, Tarek Adel, aseguró que la escultura pertenece al Templo de Karnak, en Luxor (Egipto). Asimismo, pidió a Christie's que suspendiera la puja, ya que la casa de subastas no aportó ninguna documentación sobre el origen del busto del faraón egipcio.

Las reacciones no se hicieron esperar. Ayer, a las puertas de la casa de subastas se concentraron 15 personas exigiendo a Christie's la cancelación de la subasta, tal y como inormó «The Art Newspaper»: «La historia de Egipto no está a la venta. Hay que acabar con el comercio ilegal de antigüedades. Necesitamos que la UNESCO salve nuestro patrimonio». Los manifestantes, del grupo denominado «Casa Egipcia», no están en contra de que las antigüedades se vendan, sino del comercio entre colecciones privadas, lo cual califican como «codicioso y totalmente equivocado».

Por su parte, la casa de subastas no hará público el nombre del comprador privado. Aun así, una portavoz de la casa aseguró que se ha comprobado «toda la documentación necesaria para garantizar la propiedad» e incluso se ha ido más allá «para asegurar la legalidad».

No sería la primera vez que un país recupera algún tesoro perdido. En diciembre del año pasado, el Getty Center de California tuvo que restituir la propiedad al gobierno italiano de una estatua de la Antigua Grecia. La misma se subastó y después tuvo que ser adquirida por Italia, que pagó a Heinz Herzer, el coleccionista privado que la tenía, la friolera cantidad de 4 millones de libras, en 1977.

Christie's, sin embargo ha asegurado el origen de la pieza, que niega que sea propiedad del gobierno egipcio. Según la casa de subastas, la escultura ha ido pasando de manos, desde que en los años sesenta Wilhelm von Thurn und Taxis se desprendiera de ella. Le siguieron Josef Messina, Arnulf Rohsmann, Heinz Herzer y la Colección Resandro, última propietaria.

La escultura de Tutankamón, de cuarcita rojiza y con una altura de 28,5 centímetros, es una joya del mundo antiguo, con 3.000 años a sus espaldas. El faraón, que murió a los 19 años de edad a causa de malaria y una enfermedad ósea, fue uno de los más representativos del Antiguo Egipto.