Pared del museo después del robo del Picasso
Pared del museo después del robo del Picasso - AFP

Recuperan un Picasso desaparecido en uno de los robos más espectaculares de la historia

Se trata de «Tête d'Arlequin» («Cabeza de Arlequín»), que fue sustraído en 2012 del museo Kunsthal de Róterdam

Actualizado:

Un cuadro de Picasso que había sido robado en 2012 en el museo Kunsthal de Róterdam ha reaparecido en Rumania, según ha anunciado este domingo la Fiscalía de Bucarest.

Se trata de «Tête d'Arlequin» («Cabeza de Arlequín»), que fue sustraído en unos de los robos más espectaculares del mundo del arte, en el que los ladrones se hicieron con siete pinturas por valor de millones de euros, incluidas obras de Picasso, Matisse, Monet y otros.

Aunque el líder de los delincuentes y sus cómplices fueron condenados por el robo en 2013, ninguna de las obras de arte había sido recuperada y los expertos rumanos temían que al menos tres habían sido quemadas con la intención de destruir pruebas.

«Los fiscales de la lucha contra el crimen organizado están investigando las circunstancias en que se encontró una pintura firmada por Picasso por un valor aproximado de 800.000 euros el sábado por la noche en el condado de Tulcea», han hecho saber en un comunicado, agregando que se están haciendo las comprobaciones necesarias para confirmar que el cuadro es auténtico.

Los fiscales informaron de que dos ciudadanos holandeses llegaron a la Embajada de Países Bajos en Bucarest con el cuadro, afirmando que lo habían encontrado en el condado del sureste rumano.

Las otras obras robadas eran «La Liseuse en Blanc et Jaune» («Mujer leyendo en blanco y amarillo») de Matisse, «Waterloo Bridge, London» y «Charing Cross Bridge, London» de Monet, «Femme devant une fenêtre ouverte» («Mujer delante de una ventana abierta») de Gauguin, «Autoportrait» («Autorretrato») de Meijer De Haan y «Woman with Eyes Closed» («Mujer con los ojos cerrados») de Lucian Freud.