ABC  La Joven Orquesta Simón Bolívar de Venezuela, dirigida por Dudamel, durante un concierto
ABC La Joven Orquesta Simón Bolívar de Venezuela, dirigida por Dudamel, durante un concierto

El Príncipe de Asturias de las Artes premia el milagro musical de Abreu en Venezuela

SUSANA GAVIÑAMADRID. El premio Príncipe de Asturias de las Artes se sumó ayer a la larga lista de galardones que durante los últimos años han reconocido los logros musicales y sociales del Sistema de

Actualizado:

El premio Príncipe de Asturias de las Artes se sumó ayer a la larga lista de galardones que durante los últimos años han reconocido los logros musicales y sociales del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, creado por el compositor, economista y ex ministro de Cultura José Antonio Abreu en 1975, y que durante las últimas tres décadas ha alimentado, a través de la creación de más de 400 orquestas, las ilusiones de cientos de miles de niños y jóvenes.

El «milagro» de Abreu, como se le conoce, ha sido reconocido por el jurado por «combinar, en un mismo proyecto, la máxima calidad artística y una profunda convicción ética aplicada a la mejora de la realidad social. En colaboración con primeras figuras de alcance universal [Abbado, Rattle, Barenboim, Domingo, Rostropovich...], el sistema creado por el maestro Abreu ha formado a directores e intérpretes del más alto nivel, a partir de una confianza audaz en el valor educativo de la música para la dignidad del ser humano».

La candidadura del «Sistema», que se ha impuesto a las del arquitecto Tadao Ando y al compositor Pierre Boulez, ha contado con el apoyo, entre otros, del secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, la Royal Philharmonic Ochestra de Londres y el pianista y director de orquesta Daniel Barenboim, quien calificó de «un gran acierto» este premio, «porque este proyecto demuestra como pocos el carácter existencial de la música. La música, más que una profesión es una forma de vida».

Hace unos meses, justo antes de que la Joven Orquesta Simón Bolívar (creada en el seno del «Sistema») iniciara una gira por España bajo la batuta de su titular, Gustavo Dudamel, el propio Abreu, en una jornadas sobre «Jóvenes Orquestas y labor social» celebradas en La Coruña, coordinadas por el director artístico de la Joven Orquesta Nacional de España (Jonde), José Luis Turina, recordaba los duros comienzos, «cuando en la primera convocatoria, el 12 de febrero de 1975, tan sólo asistieron once chicos y yo tenía 25 atriles». Ese pequeño grupo fue creciendo y «hoy son ya 265.000 apóstoles y trabajadores sociales», que militan en las filas de 400 orquestas (275 juveniles y 122 infantiles). El mensaje durante estas tres décadas ha sido claro: «Tocar y luchar» contra la pobreza, integrando a jóvenes procedentes de las clases más desfavorecidas.

Pero entre todos los niños y jóvenes formados bajo la bandera de este «Sistema» destaca, sin lugar a dudas, Gustavo Dudamel, que ingresó en él a la edad de cuatro años para tocar el violín y que hoy, 23 años después, se ha convertido en una de las batutas emergentes del panorama internacional.

Dudamel, que acaba de dirigir a la ONE y que en 2009 asumirá la dirección de la Filarmónica de Los Ángeles, celebraba ayer este galardón al «Sistema», que «es fruto del ideal de un hombre de infinita alma como lo es el maestro José Antonio Abreu, quien hizo realidad este sueño palpable en el que la música puede salvar vidas rescatando las ilusiones de centenares de miles niños y jóvenes que hoy pertenecen a esta hermosa iniciativa». En cuanto a su maestro Abreu: «No hay palabras suficientes para agradecer el habernos brindado un camino lleno de posibilidades y la oportunidad de celebrar la vida a través de la música. Maestro, gracias por soñar este sueño y hacerlo realidad».

Felicitación de los Príncipes

El Príncipe de Asturias transmitió, a través de un telegrama, su «calurosa» felicitación a los premiados, en su nombre y el de la Princesa, y reconoció la «extraordinaria labor educativa» de las orquestas galardonadas que, «desde un firme compromiso social y artístico, han brindado un prometedor futuro profesional y humano a cientos de miles de jóvenes de su país y del mundo».