Dos trabajadoras del Prado, en mitad del estudio al que ha sido sometida la obra «Las meninas»
Dos trabajadoras del Prado, en mitad del estudio al que ha sido sometida la obra «Las meninas» - MUSEO DEL PRADO

«Las meninas» se someten a un chequeo exhaustivo

De noche, fuera del horario de apertura, el Museo del Prado realizó un completo estudio técnico de la obra maestra de Velázquez mediante análisis químicos de pigmentos y la toma de radiografías y reflectografías infrarrojas

MadridActualizado:

El Museo del Prado es custodio de uno de los tesoros más preciados de la Historia del Arte en España: la obra de Diego Velázquez. La culminación de varias décadas de entrega y dedicación al artista llegará con la presentación del catálogo razonado de su obra.

Un proyecto dirigido por Javier Portús, jefe de Conservación de Pintura Española del museo, cuya elaboración comenzó hace más de tres décadas (en 1984) con un estudio técnico exhaustivo del que salió el libro «Velázquez: Técnica y evolución» (1992), de Carmen Garrido.

Desde entonces, los medios técnicos han experimentado un avance importante, por lo que la pinacoteca decidió volver a someter a este tipo de estudios todas las obras de Velázquez que aparecerán en el mencionado catálogo. Un arduo y laborioso proceso, que se inició hace dos años y que ha culminado con «Las meninas».

Durante más de cinco horas, fuera del horario de apertura del museo, la obra maestra del artista sevillano fue sometida a análisis químicos de pigmentos y estudios con avanzada tecnología, cuyas conclusiones serán parte fundamental del catálogo cuyo proyecto dirige Portús.

La obra maestra de Velázquez fue sometida a análisis químicos de pigmentos y estudios con avanzada tecnología
La obra maestra de Velázquez fue sometida a análisis químicos de pigmentos y estudios con avanzada tecnología - MUSEO DEL PRADO

Llegada la noche, una vez que el público abandonó las salas, «Las meninas» se retiraron de la pared. A continuación, la obra fue desenmarcada (no hubo traslados «innecesarios» del lienzo) y cinco miembros del equipo de la pinacoteca la sometieron a diferentes protocolos técnicos, entre ellos el análisis de pigmentos y la toma de radiografías y reflectografías infrarrojas. Se aprovechó entonces para limpiar el marco en profundidad e instalar una trasera para proteger el bastidor.

Teniendo en cuenta que los análisis que se hicieron en 1984 revelaron que, lejos de ser una obra «espontánea» -como decía el mito-, «Las meninas» es un cuadro complejo, fruto de una elaboración muy meditada por parte de Velázquez, es de esperar que estos nuevos análisis permitan obtener un conocimiento más preciso de tan «sofisticado» proceso creativo.