«La Méditerranée» de Claude Monet será una de las obras que se podrán ver en «Redescubriendo el Mediterráneo»
«La Méditerranée» de Claude Monet será una de las obras que se podrán ver en «Redescubriendo el Mediterráneo»

Picasso y el Mediterráneo se fusionan en la Fundación Mapfre

«Redescubriendo el Mediterráneo», «Picasso-Picabia» y «Humberto Rivas» son las propuestas de la institución para la temporada de otoño

MadridActualizado:

Si hay un nombre que destaca dentro de la programación que ha preparado la Fundación Mapfre para este otoño de 2018, ese es el de Pablo Picasso. Y no solo porque algunas de sus pinturas vayan a colgar de las paredes de la fundación -tanto de las de su sede madrileña como de la de Barcelona-, sino porque las obras del creador, dentro del proyecto «Picasso-Méditerranée 2017-2019», van a ser parte importante de dos de las tres grandes propuestas de la institución: «Redescubriendo el Mediterráneo» y «Picasso-Picabia».

En «Redescubriendo el Mediterráneo», Picasso compartirá la madrileña sala Recoletos, entre el próximo 10 de octubre y el 13 de enero de 2019, con autores como Monet, Matisse, Chirico o Sorolla. Las 143 obras que compondrán la exposición recogen la importancia que tuvo esa grieta marítima, línea divisoria entre continentes y culturas, en la modernización del arte contemporáneo. Con el fin de que la muestra sea lo más completa posible, ya que la influencia del Mare Nostrum varía según la procedencia del pintor, en la fundación se ha optado por contar con creaciones de autores franceses, españoles e italianos.

«Nunca se había hecho una exposición con el Mediterráneo como nexo que comience, por ejemplo, en Valencia y termine en Italia. Ese recorrido dota a la muestra de una identidad europea», explicó ayer durante la presentación del programa el director de cultura de la Fundación Mapfre, Pablo Jiménez Burillo.

Tan solo un día después de que «Redescubriendo el Mediterráneo» abra sus puertas en Madrid, en la casa Garriga Nogués de Barcelona comenzará a exhibirse la muestra «Picasso-Picabia», una exposición en la que, como si de un juego de espejos se tratase, se mostrarán las similitudes y las diferencias de dos artistas cuya producción estuvo íntimamente ligada a la Ciudad Condal.

«Francis Picabia y Pablo Picasso plantean las dos grandes ideas detrás de la pintura del siglo XX. Picasso quiere ser un reconocido autor y que su obra esté presente en los grandes museos. Sin embargo, Picabia forma parte de un movimiento que pone en duda el arte y la pintura», dijo Jiménez Burillo. El director cultural de la fundación destacó, por otra parte, que ambos tuvieron en común sus inclinaciones cubistas (mucho más acusadas en el caso del malagueño) y la realización de series de obras.

Dejando a un lado la pintura, la fotografía también tiene su lugar dentro de la programación. Las instantáneas del argentino Humberto Rivas serán las encargadas de poblar las paredes de la sala Bárbara de Braganza entre el 20 de septiembre y el 6 de enero. Rivas cultivó una fotografía sumamente poética e influida por la ciudad de Barcelona, donde residió durante varias décadas.