Pérez Llorca: «Pido a las musas que me sean propicias»

El presidente del patronato del Prado se estrena con la exposición del paisajista Martín Rico, junto a Ignacio González, que animó a «algunos dirigentes políticos a visitar más el Museo»

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dos presidentes tomaban la alternativa en el ruedo de la poesía muda. José Pedro Pérez Llorca, del Patronato del Museo del Prado, e Ignacio González, de la Comunidad de Madrid. Quisieron las musas que su primer acto oficial en la pinacoteca coincidiera en fecha y hora. Tras un paseíllo fugaz en la sala donde se estrenaba la exposición del paisajista Martín Rico (comisariada por Javier Barón), delicia para los sentidos, se dirigieron hacia el Auditorio para la firma del acuerdo de colaboración entre Museo y Comunidad.

Envuelto en una nebulosa de cámaras y flashes, descorchó el acto Pérez Llorca, satisfecho de estrenarse con una «magnífica exposición sobre uno de los pocos viajeros españoles que reflejaron la mirada de nuestro país al mundo». Agradeció sobremanera la presencia de González e hizo un guiño a los «generosos corazones de los madrileños, que nacemos donde nos da la gana». «Como madrileño nacido en Cádiz -siguió entre las sonrisas de un repleto salón-, quiero subrayar el importante motor económico que es el Prado para Madrid y España».

Tras «el deber protocolario», se dirió a todos los integrantes del Prado, a toda esa cuadrilla que se esfuerza por un horizonte de luz. «Más que remar, bogaré avante como el que más. Tendremos que esforzarnos y atemperarnos a las circunstancias y mirar alrededor», avisó a navegantes y mostrando la lógica preocupación por la crisis. Pérez Llorca, de semblante campechano y verbo natural como el arte, remató con una petición a los artistas: «A vosotros que estáis tan cerca de las musas, que trabajáis en conexión con ellas, pedidle a esas musas que me sean propicias».

101 obras

Después de una larga ovación, tomó la palabra Ignacio González, quien dejó patente el interés del Gobierno regional por el fomento de la Cultura. El presidente arrancó dando la enhorabuena a Pérez Llorca: «Estoy seguro de que nuestra pinacoteca seguirá cosechando tantos éxitos y continuará aumentado su prestigio para atraer cada vez más visitantes». Hizo un breve recorrido por la obra de Martín Rico, «un artista madrileño del que nunca se había hecho una exposición; por lo tanto, es singular además de magnífica, con 101 obras ordenadas cronológicamente para comprobar su evolución pictórica desde sus inicios en la Sierra madrileña hasta las obras realizadas en París y Venecia». Y recalcó que, en Europa, solo se podrá visitar en Madrid, capital cultural junto a París, Berlín o Londres, desde este martes hasta febrero.

González ensalzó el «incalculable valor de de esta pieza fundamental de nuestro patrimonio artístico» y manifestó su apoyo sin fisuras a un Prado esencial desde el punto de vista estratético, turístico y económico. Y se plantó en corto y por derecho con una frase para enmarcar: «Algunas de las cosas que hoy estamos escuchando a algunos dirigentes políticos probablemente no las oiríamos si quienes las pronuncian hubiesen visitado con frecuencia el Prado y comprendido lo que aquí se guarda». Rememoró aquella sentencia de Manuel Azaña, que decía que «el Prado es más importante que la República y la Monarquía juntas», porque en sus paredes se condensa la Historia de España.

Después de agradecer el importante trabajo de Miguel Zugaza, animó a todos a visitar esta maravillosa muestra, «un antídoto para que muchos eviten la estrechez de miras». El eco de los aplausos llegó hasta Cataluña...