Francisco Calvo Serraller
Francisco Calvo Serraller - EC

Muere Francisco Calvo Serraller, crítico y exdirector del Museo del Prado

El catedrático ha fallecido a los 70 años tras una vida dedicada al arte

Actualizado:

Francisco Calvo Serraller, crítico de arte y exdirector del Museo del Prado, además de una de las voces imprescindibles del arte contemporáneo en España, ha muerto a los 70 años. Aunque sufría una enfermedad degenerativa, asistió el pasado miércoles 7 de noviembre al homenaje que la pinacoteca hizo a Manuela Mena, una de sus investigadoras más célebres.

Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, era también catedrático de Historia del Arte Contemporáneo desde 1989. En esta universidad ejerció su carrera académica e investigadora de manera ininterrumpida desde 1970. Era miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde 2001 y fue director del Museo del Prado de 1993 a 1994.

«El Real Patronato del Museo del Prado, la Dirección y todos los trabajadores del Museo quieren hacer constar su profundo pesar por el fallecimiento de Francisco Calvo, Paco Calvo, en el día de hoy», ha comunicado la institución. «Su capacidad intelectual, su talento, su fuerza a la hora de motivar equipos y la brillantez conceptual con la que adornaba cualquiera de sus proyectos merecen hoy ser recordados», ha añadido.

Por su parte, Miguel Falomir, director del Museo del Prado, se ha mostrado consternado por la pérdida de Serraller. «Como tantos otros espíritus libres e ilustrados, Francisco Calvo se identificó con lo que el Prado significaba como esencia de las mejores virtudes de nuestro país y así lo propagó en múltiples exposiciones y publicaciones», ha declarado a través de un comunicado.

«Como director del Museo del Prado solo puedo expresar la orfandad en la que nos deja, particularmente doliente en este momento, cuando la institución que tanto amó celebra su Bicentenario. Hace apenas dos días le habíamos convocado para mostrarle la exposición “Museo del Prado 1819-2019. Un lugar de memoria.” Su apresurado internamiento nos privó de su presencia y nos obligó a cancelar esa reunión. Intuimos entonces que debía estar muy mal, pues sabíamos que por nada del mundo se hubiera privado de recorrer los doscientos años de historia de ese museo que tanto amó y que, orgulloso, dedica la exposición a su memoria», ha concluido.

El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, también ha lamentado su pérdida: «La muerte de Francisco Calvo Serraller es una pérdida enorme para la Historia del Arte en España y para el mundo del arte en general. Ha sido uno de los historiadores del arte más brillantes, un crítico de arte excepcional y un magnífico profesor universitario. Con él desaparece uno de los más destacados representantes de la generación que a finales de los 70 y 80 marcaron la imagen y la trayectoria del arte contemporáneo español, de su internacionalización y de la crítica del arte internacional que en aquellos años empezó a llegar a nuestro país».

Serraller era colaborador habitual del diario «El País». Además trabajó como crítico de arte para otros medios medios nacionales e internacionales, como las revistas «Goya», «Revista de Occidente», «Arte y Parte», «Flash Art», «Artforum» o «Parkett».

Durante su trayectoria participó en numerosos cursos, congresos y seminarios internacionales sobre arte, habiendo sido invitado por las universidades de Princeton y Florencia, el Warburg Institute de Londres y el Museo del Louvre.

También dirigió colecciones de arte en distintas editoriales: Turner, Alianza Forma, Mondadori, Electa y Tf. Editores. Su labor como publicista ha sido reconocida con el premio del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, 1985, y el puesto de finalista del premio Nacional de Ensayo en 1987.

Concibió el arte como arte, sin importar el tiempo, por eso conjugaba tan bien lo pasado y lo presente. Así lo decía en su última entrevista con ABC: «Siempre he pensado que la separación entre el arte del pasado y del presente es artificiosa, entre otras cosas, porque el arte cambia, pero no progresa, como así lo acredita el hecho de que no sea incompatible el seguimiento de lo emergente con el disfrute simultáneo de todo lo anterior».

Entre sus numerosas publicaciones podemos destacar: «Edición crítica de Los diálogos de la pintura de Vicente Carducho 1633» (1979), «Teoría de la pintura del siglo de oro» (1981), «El Guernica de Picasso» (1981), «España: medio siglo de arte de vanguardia: 1939-1985» (1985), «El arte visto por los artistas» (1987), «Imágenes de lo insignificante. El destino histórico de las vanguardias en el arte contemporáneo» (1987), «Del futuro al pasado. Vanguardia y tradición en el arte español contemporáneo» (1989), «La novela del artista» (1990), «Artistas españoles entre dos fines de siglo: de Eduardo ­Rosales a Miquel Barceló» (1991), «Velázquez» (1991), «La senda extraviada del ­arte» (1992), «Enciclopedia del arte español contemporáneo» (1992), «Escultura española actual» (1992), «Breve historia del Museo del Prado» (1994), «El Greco» (1995), «La imagen romántica de España. Arte y arquitectura del siglo XIX» (1995), «El siglo XIX en el Museo del Prado» (1996), «Las meninas de Velázquez» (1996), «Goya» (1996), «Rafael» (1997), «Paisajes de luz y muerte: la pintura española del 98» (1998), «El arte contemporáneo» (2001), «Miquel Barceló. El taller de esculturas» (2002), «Caneja» (2003) o «La constelación de Vulcano. Picasso y la escultura del hierro del siglo XX» (2004).