William Klein. «School’s Out», Dakar ,1963 (pintado en 2000)
William Klein. «School’s Out», Dakar ,1963 (pintado en 2000) - © WILLIAM KLEIN

Las mejores propuestas de PHotoEspaña

La XXII edición del festival de fotografía reúne a grandes nombres como William Klein, Berenice Abbott, Donna Ferrato, Robert Mapplethorpe y Nobuyoshi Araki

MadridActualizado:

La estrella de PHotoEspaña’19 es uno de los grandes nombres de la fotografía del siglo XX: William Klein. Un mito viviente que, debido a su avanzada edad (91 años), no acudirá a la inauguración de la gran exposición que le dedicará esta semana la Fundación Telefónica. Bajo el título «Manifiesto», es la primera gran retrospectiva del genial fotógrafo norteamericano (Nueva York, 1928), padre de la fotografía callejera, un visionario que revolucionó la historia del medio, fijando el canon de la sociedad moderna y del espectáculo. Una sociedad cosmopolita, siempre en continuo movimiento, que le fascinaba. A través de 245 obras y documentos, la muestra, comisariada por Raphaëlle Stopi, abordará no solo su faceta fotográfica, sino también la pictórica –son muy poco conocidas sus tempranas pinturas– y cinematográfica. No faltarán sus experimentos abstractos, sus contactos pintados, sus celebradas series de grandes ciudades, su trabajo para revistas de moda...

William Klein. «Bikini, Moscova river’s beach», Moscú, 1959
William Klein. «Bikini, Moscova river’s beach», Moscú, 1959 - © WILLIAM KLEIN

Decía Robert Capa que, «si tus fotos no son lo bastante buenas, es que no te has acercado lo suficiente». Klein se acercó tanto a las personas que incluso quedaban deformadas en sus instantáneas, de un sofisticado blanco y negro. Procedente de una familia de inmigrantes judíos húngaros, gracias al póquer consiguió su primera cámara de fotos: una Rolleiflex. En 1947, con 20 años, se traslada a París, estudia en la Sorbona, empieza a hacer sus primeros experimentos fotográficos, la revista «Vogue» le ofrece un contrato... Una de sus aportaciones fue sacar los maniquíes a la calle. Y es que donde se movía como pez en el agua fue en las calles de las ciudades: en Manhattan recorre, cámara en ristre, la Quinta Avenida, pero también Harlem y el Bronx. Siempre tuvo un pie en Nueva York y otro en París. Dicen que tenía un ojo norteamericano y otro europeo. Buena mezcla. Otro de los grandes fotógrafos callejeros, el norteamericano Joel Meyerowitz, también estará presente en PhotoEspaña. Colgará en la Casa de América una serie de instantáneas tomadas en Málaga en 1966 y 1967: convivió con los Escalona, conocida familia flamenca.

Elina Brotherus. «Fill with Own Imagination (Snow)», 2016
Elina Brotherus. «Fill with Own Imagination (Snow)», 2016 - © ELINA BROTHERUS

Mujeres de armas tomar

Las mujeres ocupan un lugar relevante en esta XXII edición del festival, marcada por el eclecticismo. Comenzando por la comisaria invitada este año, Susan Bright. Su proyecto, «¿Déjà Vu?», incluye cinco exposiciones en tres espacios de Madrid. Ha apostado por fotógrafos muy personales como Elina Brotherus, Clare Strand, Delio Jasse, Patrick Pound, Sharon Core y Laura Letinsky. «Me gustaría destacar las obras que se apoyan en las tradiciones e ideas del pasado para crear obras que son completamente relevantes para nuestros días», advierte.

Imagen de Donna Ferrato presente en la muestra «Holy»
Imagen de Donna Ferrato presente en la muestra «Holy» - © DONNA FERRATO

Junto a ella, tres grandes fotógrafas bien distintas. Al igual que Klein, Berenice Abbott es una de las grandes retratistas de la modernidad y, como él, tiene el corazón partido entre Nueva York y París. Tras su paso por Barcelona, llega a Madrid una retrospectiva de la fotógrafa norteamericana (Springfield, Ohio, 1898-Monson, Maine, 1991), organizada por la Fundación Mapfre. En el bohemio Greenwich Village entra en contacto con Marcel Duchamp y en París fue ayudante en el estudio de Man Ray. Siempre en buena compañía. Aunque quien le marcó realmente fue el fotógrafo francés Eugène Atget, a quien conoce en la década de los 20. Tras su muerte, compró todo su archivo personal y promocionó incansable su trabajo. La comisaria de la muestra, Estrella de Diego, ha seleccionado dos centenares de imágenes de Abbott, repartidas en tres grandes bloques temáticos: retratos de artistas e intelectuales, vistas del Nueva York de los años 30 y fotografías de tema científico.

Nobuyoshi Araki. «Untitled», 2018. Detalle
Nobuyoshi Araki. «Untitled», 2018. Detalle - © NOBUYOSHI ARAKI

La también fotógrafa norteamericana Donna Ferrato hace doblete en PhotoEspaña. Por un lado, el Círculo de Bellas Artes expone «Holy», un conjunto de instantáneas en las que da visibilidad a la violencia contra la mujer, tanto en el hogar como en el trabajo, un tema tan de actualidad, por desgracia. Las protagonistas de sus fotografías son las supervivientes: ella se centra en sus cuerpos. Ha inmortalizado con su cámara salas de urgencias, centros de acogida y de detención, juzgados... Ferrato lleva desde los años 50, mucho antes de la aparición del #MeToo, combatiendo por la igualdad de la mujer y sus derechos. Una segunda muestra, esta vez en La Fábrica, muestra sus trabajos centrados en Tribeca (Nueva York).

Y otra mujer fuerte, muy comprometida: la fotógrafa franco-marroquí Leila Alaoui (1982-2016), fallecida en un atentado en Uagadugú (Burkina Faso), cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer para Amnistía Internacional. Casa Árabe reúne treinta retratos en la muestra «Los marroquíes». Dejamos a un lado a las mujeres.

Berenice Abbott. «West Street», 1932.
Berenice Abbott. «West Street», 1932. - © GETTY IMAGES/BERENICE ABBOTT

En el filo de la navaja

Los trabajos de dos enfants terribles de la fotografía contemporánea, siempre en filo de la navaja, se verán en el Festival Off. Uno norteamericano, el otro japonés. Ambos coquetearon con el sexo y el sadomasoquismo en imágenes con un pie en el erotismo y otro en la pornografía. Y ambos sufrieron en carne propia la censura. Este año se conmemora el 30 aniversario de la muerte de Robert Mapplethorpe (1946-1989), cuyas imágenes, en blanco y negro, como las de Klein y Abott, también son retratos de la modernidad. La galería Elvira González inaugura la tercera exposición del fotógrafo norteamericano, organizada en colaboración con la Robert Mapplethorpe Foundation. Se centra en naturalezas muertas creadas entre 1978 y 1984. El salvaje y underground creador neoyorquino supo desvelar toda la sensualidad y erotismo que encierra una simple flor. También provocador, Nobuyoshi Araki (Tokio, 1940) se ha convertido en una figura de culto. La galería Javier López & Fer Francés exhibe dos de sus temas más recurrentes: flores y retratos de mujeres, siempre sometidas, atadas. Vida, muerte, sexo y belleza... Un cóctel explosivo.

Javier Vallhonrat. «Políptico #4», 2017
Javier Vallhonrat. «Políptico #4», 2017 - © JAVIER VALLHONRAT

Presencia española

La presencia española en PHotoEspaña, que organiza La Fábrica, está encabezada por nombres como Javier Vallhonrat (lleva más de una década trabajando sobre el glaciar de la Maladeta en los Pirineos), Ramón Masats, Rogelio López Cuenca, Alberto Schommer (con sus retratos de los protagonistas del franquismo, la Transición y la Democracia) y Darío Villalba, con sus encapsulados. Picasso se cuela en el festival con una muestra en su museo de Barcelona que rescata sus facetas como fotógrafo y modelo. El festival mira al coleccionismo en España, a la Guerra Civil (Luis Areñas rescata las historias escondidas tras los últimos rostros que vivieron la contienda) y a Buñuel. Casa de México rinde homenaje a los 60 años del estreno de «Nazarín» con las fotografías del mexicano Manuel Álvarez Bravo que documentaron y publicitaron la película.