Los retratos de los marqueses de Linares, de Francisco Pradilla y Ortiz, cuelgan en una pared de la Casa de América
Los retratos de los marqueses de Linares, de Francisco Pradilla y Ortiz, cuelgan en una pared de la Casa de América - Efe

Los marqueses de Linares vuelven a casa

Los retratos que hizo de ellos Francisco Pradilla y Ortiz cuelgan ya en las paredes de la Casa de América

MadridActualizado:

Los retratos de los marqueses de Linares, realizados por Francisco Pradilla y Ortiz, vuelven a colgar en las paredes del que fuera su palacio, actualmente sede de la Casa de América. Y lo hacen gracias al depósito temporal de las obras por parte del Museo del Prado, que las ha cedido con motivo del XXV aniversario de la institución.

El próximo 25 de julio, la Casa de América cumplirá 25 años y con ocasión de la efeméride ha preparado un programa que incluye exposiciones, proyecciones de cine y conferencias, unas actividades que hoy serán presentadas en rueda de prensa.

Entre las iniciativas destaca la cesión «por cinco años prorrogables» que hace el Prado de los retratos de los marqueses, que salieron de su palacio en torno a 1940 y, según algunas fuentes, viajaron a Venezuela en 1958.

Vuelta a España

Volvieron a España para exponerse en 1992 en el Museo del Romanticismo y, tras un intento de sacarlas de nuevo de España, fueron retenidas y sujetas a un expediente de abandono. En 2004, se llevaron, en custodia judicial, al Museo del Prado y en 2016 pasaron a formar parte de sus fondos.

Las pinturas, de más de dos metros de altura y restauradas por el Prado para la ocasión, datan de la última década del siglo XIX y serán expuestas en el mismo salón del palacio, en plena plaza de Cibeles, para el que fueron creadas.

José de Murga y Reolid (Madrid, 1833-1902), el primer marqués de Linares, y su esposa, Raimunda Osorio y Ortega, murieron sin descendencia y su heredera, la hija de su administrador, Raimunda Avecilla y Aguado, no residió en el palacio, que poco a poco cayó en un abandono que se prorrogó durante ocho décadas.

Casa de América

En 1990, el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital crearon el consorcio Casa de América, con sede en el palacio de Linares, en la madrileña Plaza de Cibeles. Dos años más tarde, el 25 de julio de 1992 una veintena de jefes de Estado o de Gobierno, asistentes a la II Cumbre Iberoamericana, asistió a la inauguración de la Casa, asentada en el restaurado Palacio de los Marqueses de Linares, en pleno corazón de Madrid.

Desde entonces han pasado por ese lugar miles de artistas, literatos, políticos, empresarios o representantes de la sociedad civil latinoamericana, que son testimonio de la evolución de la región.

Aniversario

Ahora la Casa de América quiere conmemorar ese aniversario con un análisis de cómo ha cambiado la región, y también España, con diferentes actos en los que dará la palabra a representantes de la cultura, la política, la economía, la ciencia y el periodismo.

En los próximos meses se conmemorará el centenario del nacimiento de Juan Rulfo, el medio siglo transcurrido desde la publicación de «Cien años de soledad», de Gabriel García Márquez y el quinto centenario de la muerte del Cardenal Cisneros, pero también la figura del Che Guevara -muerto hace medio siglo-, con la presencia de su hermano Juan Martín.

Por las salas de la Casa de América pasarán literatos como Jorge Edwards y Fernando Iwasaki, políticos como el expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti y constructores del espacio latinoamericano, como Enrique Iglesias -primer secretario iberoamericano- y su sucesora, Rebeca Grynspan.

La ciencia tendrá espacio con charlas sobre la robótica y enfermedades como la malaria y se analizará la política regional a través del conflicto colombiano, la situación en Venezuela, la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y las elecciones previstas en países como Chile y Honduras.

Exposición

Las salas de la Casa de América albergarán una exposición con las portadas de veintiséis destacados diarios iberoamericanos el día 25 de julio de 1992, fecha de la inauguración del centro y también, a través de la web, se promocionará «Arte en la red», una sala de exposición virtual abierta al trabajo de artistas emergentes.

Una de las novedades, también en el plano cultural, es la recuperación de «La estafeta del viento», revista de poesía que antes fue en papel y ahora será digital, pero también con las aportaciones de críticos y poetas que pasan por la Casa de América en Madrid.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García Casas, y el director de la Casa, Santiago Miralles, han presentado esa programación de aniversario. «Estudiaremos lo que ha pasado en América Latina y en Europa en estos veinticinco años», ha dicho García Casas, convencido de que ahora «somos una región mejor».

Desde entonces en Latinoamérica hay «integración, recuperación de la democracia, no hay choques religiosos ni conflictos de civilizaciones...», ha destacado el secretario de Estado español, para quien la Casa de América fue «impulsor y emisor» de conocimiento entre ambas orillas.