Lempicka y sus mujeres fetiche
«Retrato de Madame M» (izquierda) y «Retrato de Marjorie Ferry», dos célebres obras de Tamara de Lempicka que salen a subasta

Lempicka y sus mujeres fetiche

NATIVIDAD PULIDO |
MADRID Actualizado:

La crisis está poniendo orden en el mercado y muchos coleccionistas están reservando sus tesoros para tiempos más boyantes y poder así sacarles mayor tajada. Sin embargo, faltan piezas destacadas en las subastas de la próxima semana en Nueva York. Es el caso de ese objeto de deseo llamado Tamara de Lempicka, la Garbo art decó. No es habitual ver tanta obra suya en el mercado. Femme fatale de la modernidad y artista de culto, cuenta con una legión de célebres coleccionistas, encabezada por Madonna (posee sus obras más conocidas), Barbra Streisand y Jack Nicholson.

Sotheby´s ofrece el martes algunos de sus cuadros más famosos y reproducidos, propiedad del diseñador de moda y coleccionista alemán Wolfgang Joop: «Retrato de Marjorie Ferry» (una rubia cantante de cabaret inglesa de la que estuvo enamorada y a la que retrata envuelta en una sábana, con los labios y las uñas de las manos pintados de un rojo intenso), «Retrato de la duquesa de la Salle» (era una gran amiga de la artista, conocida lesbiana, a la que pintó vestida de amazona) y «El teléfono II».

Los precios de Tamara de Lempicka han subido como la espuma, dada la competencia que hay por sus obras entre las estrellas de Hollywood. Los dos primeros óleos parten con una estimación entre 4 y 6 millones de dólares. También Christie´s incluye entre sus lotes un célebre lienzo de esta excéntrica aristócrata: «Retrato de Madame M» (6-9 millones).

Otro de los protagonistas es, cómo no, Picasso: ahí está siempre, en las duras y en las maduras del mercado. La sala Sotheby´s subasta el martes uno de los cotizados retratos que hizo de su hija Maya (fruto de su relación con Marie-Thér_se Walter), cuando era muy pequeña. Picasso lo conservó hasta su muerte. «La hija del artista con dos años y medio con barco» (1937) parte con un precio estimado de 16-23 millones de dólares.

El miércoles será Christie´s la que ofrezca dos grandes picassos. Uno de ellos, «Mujer con sombrero», formaba parte desde 1989 de la colección del pintor y cineasta Julian Schnabel. Estaba colgado en su casa-estudio de Manhattan. Pintado sólo dos años antes de su muerte, su estimación oscila entre 8 y 12 millones de dólares. También sale a la venta en la misma cita otro picasso de su última etapa, «Mosquetero con pipa» (12-18 millones). El tercer protagonista de la próxima semana será Giacometti, a quien la Fundación Beyeler de Basilea le dedicará a partir del próximo día 31 una gran retrospectiva. Sotheby´s saca a subasta el martes «Le Chat», un bronce de 1951, que no había salido a subasta desde hace 34 años. Podría superar los 22 millones de dólares.