Klein, ayer en la inauguración de su muestra
Klein, ayer en la inauguración de su muestra - Guillermo Navarro

Klein: «Todas las fotografías que he hecho pasan por mi mente cuando saco una instantánea»

Fundación Telefónica expone una retrospectiva del fotógrafo norteamericano

Actualizado:

Una leyenda viva de la fotografía ha pasado estos días por Madrid. William Klein ya no es aquel fotógrafo lleno de fuerza que se movía con soltura entre multitudes y se abría paso para colocarse en el lugar preciso para captar la mejor imagen. Pero, a sus 91 años, sigue mirando al mundo a través del visor de una cámara, incluso cuando lo que mira son sus propias obras. Klein (Nueva York, 1928) echaba constantemente mano de una pequeña cámara digital mientras era llevado en silla de ruedas a través de «Manifiesto», la exposición retrospectiva de su obra que Fundación Telefónica acaba de presentar como plato estrella de la edición de este año de PHotoEspaña.

Klein se mostró bastante satisfecho con una exposición que va más allá del tópico de presentarle como uno de los padres de la «fotografía de calle», incluyendo los cuadros abstractos que realizó cuando estudiaba en París bajo la tutela de Fernand Léger, sus primeras fotos abstractas, imágenes de algunos de los documentales y películas que dirigió, sus experimentos fotográficos-pictóricos de las ultimas décadas y sus célebres fotografías de moda. Además, por supuesto, de fotos de sus series sobre Nueva York, Tokio, Moscú, Roma y París, algunas de las más famosas de la fotografía de la segunda mitad del siglo XX.

En una breve intervención durante la presentación de «Manifiesto», Klein dio la mejor explicación posible de por qué verla: «Todas las fotografías que hay en la exposición, las abstractas, los reportajes, las películas… todo esto pasa por mi mente en los segundos que dura sacar una foto, todo pasa a la vez. Si ves la exposición y lo juntas todo te darás cuenta de en qué pienso cuando saco una fotografía. Es como un reportaje de lo que tengo en la cabeza, de lo que siento».