Jean Nouvel perfila con su Torre Signal el París del siglo XXI Con 301 metros de altura está llamada

JUAN PEDRO QUIÑONEROCORRESPONSALPARÍS. La Torre Signal, concebida por Jean Nouvel, parece llamada a ser uno de los símbolos emblemáticos del París del siglo XXI, dominando desde sus 301 metros de

JUAN PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL. PARÍS
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Torre Signal, concebida por Jean Nouvel, parece llamada a ser uno de los símbolos emblemáticos del París del siglo XXI, dominando desde sus 301 metros de altura el horizonte de las otras ochenta torres/rascacielos del primer barrio comercial de Europa, la Défense, en la periferia oeste de París, cuya renovación en curso está llamada a dar una futurista fisonomía a la vieja capital, fruto continuado de más de mil años de urbanismo.

La Torre Signal culmina provisionalmente una gigantesca perspectiva que comienza en el corazón histórico de París, en el Museo del Louvre, para prolongarse sucesivamente con los Jardines de las Tullerías, la plaza de la Concordia, los Campos Elíseos, la Plaza de la Estrella, el Arca de la Defensa y el rascacielos concebido por Nouvel y elegido por el Etablissement Public d´aménagement de la Défense (EPAD), entre otros grandes proyectos internacionales, como pieza maestra del París de mañana.

El barrio de negocios de la Défense comenzó a construirse en 1958. En sus doce primeros años de existencia se consolidó como centro comercial. Entre 1980 y 1990 comenzó una expansión acelerada. De 1990 a hoy, las torres/rascacielos se han generalizado. En el barrio viven unas 25.000 personas y trabajan cerca de 200.000. La nueva Torre Signal se presenta como una nueva encrucijada urbanística para la historia de París.

La Torre Signal estará consagrada al 50% a oficinas y viviendas y ha sido concebida como un modelo de rascacielos «de nuevo tipo», respondiendo, al mismo tiempo, a normas de respeto medio ambiental y desarrollo durable, integrando espacios de aire libre, ocio, recreo, trabajo, entretenimiento: 140.000 metros cuadrados construidos. «La Torre Signal», dice Nouvel, «será la expresión arquitectónica de nuestra diversidad cultural, un modelo de la nueva Francia en la que deberemos integrar las nuevas formas de vida, las nuevas formas de trabajo, las nuevas formas de entretenimiento». Con la Torre Signal, París acelera una nueva metamorfosis en su periferia Oeste: la torre dominará un paisaje urbano de nuevo cuño, dominado por los rascacielos, los trenes de alta velocidad, las nuevas tecnologías, esperando que tal fisonomía también sea habitable para las nuevas familias de hoy y mañana.