El «Salvator Mudni», el cuadro más caro de la historia
El «Salvator Mudni», el cuadro más caro de la historia - EFE

Las grandes dudas que rodean al «Salvator Mundi»: por qué podría no ser un Da Vinci

Repasamos la polémica que rodea al cuadro más caro de la historia, avivada por la última teoría de Matthew Landrus, que sostiene que, en realidad, la obra es de Bernardino Luini

Actualizado:

La sombra de la sospecha no deja de cernirse sobre el cuadro más caro de la historia. El «Salvator Mundi», atribuido a Leonardo da Vinci, se vendió hace unos meses por 450 millones de dólares, pero su autoría no es clara. De hecho, son muchos los expertos que afirman que el cuadro no lo firmó el genio renacentista, sino uno de los discípulos de su taller. El último, Matthew Landrus, un experto en la obra de Leonardo, sostiene que el cuadro fue realizado por su asistente Bernardino Luini, cuyo trabajo en general se vende por menos de un millón de libras, según informa «The Guardian».

Recopilamos ahora las opiniones que los mayores expertos de Da Vinci han vertido en los últimos meses y que muestran que hay muchas dudas sobre la autoría del cuadro.

A favor de la autoría

En 2011, Luke Syson, el entonces consevador de la National Gallery, incluyó la obra de la discordia en la retrospectiva «Leonardo da Vinci: pintor en la Corte de Milán», organizada por la pinacoteca británica.

Entonces, algunos eruditos, como Martin Kemp, actualizaron sus catálogos vincianos incluyendo el «Salvator Mundi» entre las obras destacadas del maestro. En el caso de Kemp, destacaba el «sfumato» de la pintura como firma inequívoca de Leonardo. No hay que olvidar que Kemp defendió la autoría de Leonardo en el retrato de «La Bella Principessa», obra que hoy en día se autoatribuye el falsificador Shaun Greenhalgh.

Robert Simon, doctor en Historia del Arte en la Universidad de Columbia, realizó un estudio exhaustivo sobre la obra. Después de una investigación de 5 años, Simon aseguró que el cuadro había sido pintado por Da Vinci. «Tras un amplio tratamiento para su conservación, el cuadro fue analizado por una serie de expertos internacionales y todos llegaron a la conclusión de que "Salvator Mundi" es el original pintado por Leonardo da Vinci», dijo.

Y desde Christie’s, la casa de subastas que lo vendió, siembre han insistido en que la atribución a Da Vinci está muy bien establecida

En contra de la autoría

Como decíamos, hay muchas sospechas sobre la autoría, a la que se suma esta nueva de Matthew Landrus. Para Nicola Barbatelli, director científico del Museo delle Antiche Genti di Lucania, el sfumato no es una prueba indiscutible: «No es suficiente el supuesto encanto de unos ojos de sueño y algunos agotadores intentos de emular la genialidad del sfumato de Leonardo para levantar una obra de calidad mediocre de los pantanos, donde gimen ciertos textos de seguidores laboriosos de Leonardo».

Michael Daley, director de «ArtWatch UK», sostiene que no hay evidencias suficientes para decir que es un Leonardo. Carlo Pedretti, historiador italiano y experto en Da Vinci, considera que la venta del «Salvator Mundi» «se trata de una sofisticada operación de marketing».

El restaurador y experto Jacques Franck advirtió en su momento que no existían documentos sobre la obra: «No existe referencia histórica alguna, ni recuento de alguno de sus asistentes, de que Da Vinci hubiera estado trabajando en un "Salvator Mundi"».

El célebre biógrafo de Da Vinci, Walter Isaacson, puso el acento sobre el error óptico de la obra (el reflejo de la bola de cristal), un detalle que Leonardo nunca hubiera pasado por alto.

Frank Zöllner, de la Universidad de Leipzig, dijo que el cuadro podría ser «un producto de alta calidad del taller de Da Vinci». Y el asesor artístico Todd Levin lo explicó así a «The New York Times»: «Ha sido un triunfo aplastante del ‘branding’ y el deseo sobre el conocimiento y la realidad».

Por su parte, el crítico de arte Jerry Saltz relataba en «Vulture» una las bromas que circulaban por Nueva York días antes de la subasta sobre por qué Christie’s estaba en lo cierto al colocar «Salvator Mundi» en la subasta de arte contemporáneo: «Porque el noventa por ciento del cuadro ha sido pintado en los últimos cincuenta años», escríbia, mordaz, Saltz.