El gótico alemán llega a Valladolid

La exposición «Últimos fuegos góticos» abre sus puertas para acercar la escultura alemana de finales del medievo

Actualizado:

El Museo Nacional de Escultura, inaugura hoy la exposición «Últimos fuegos góticos», una ambiciosa muestra de más de cincuenta esculturas alemanas de finales del siglo XV y principios del XVI. Se trata de obras representativas de un momento de esplendor en la historia del arte alemán. En los albores de la reforma protestante, estos artistas coetáneos a Durero, nos legaron una herencia fundamental para comprender la espiritualidad de las regiones del sur de Alemania. Se trata de una exposición que el Nacional de Escultura ofrece con la colaboración del prestigioso Bode Museum de Berlín de donde proceden las obras.

Las esculturas forman parte de la obra de algunos de los principales exponentes de la escultura europea de este periodo. Son artistas pertenecientes a las primeras generaciones desembarazadas del del anonimato medieval para definir sus propios estilos individuales con firma y estilo propios. Destacan especialmente las piezas en madera de Tilman Riemenschneider y los bajo relieves de Hans Thoman, sin olvidar a Viet Stoss, el que posiblemente fuera el primer escultor de fama europea. Todas son piezas que expresan el sentir del gótico tardío, cargado de humanismo y perfección técnica, pero donde se pervive un desasosiego por el momento en que se enmarcan en la historia de Alemania.

La exposición se divide por temas en seis secciones que pretenden enfocar el momento histórico-artístico desde distintas perspectivas. Desde la escultura religiosa hasta la de temática profana pasando por aquellas que mejor perfilen la figura del artista en esta época.

Con motivo de esta exposición el Museo Nacional de Escultura, ofrece durante el verano múltiples actividades para acercar la muestra a toda la variedad de públicos. Talleres, debates y proyecciones tendrán lugar a lo largo de todo el tiempo que en la exposición se mantenga abierta al público.