Radriografía de la talla de San Jorge, de la iglesia de Estella
Radriografía de la talla de San Jorge, de la iglesia de Estella

Los expertos confirman daños irreversibles en el «Ecce Homo» navarro

Un informe del Servicio de Patrimonio Histórico afirma que la talla del San Jorge no podrá recobrar su aspecto original

Actualizado:

Hace unas semanas conocíamos que la talla de San Jorge de la Iglesia de San Miguel de Estella había sufrido una restauración desastrosa, que la entroncaba directamente con el «Ecce Homo» de Borgia: antigüedades que, por desconocimiento y falta de control, se han convertido en caricaturas de lo que un día fueron. Ahora, los primeros estudios del Servicio de Patrimonio Histórico confirman que los daños en la escultura de San Jorge son irreversibles.

En estos momentos se están estudiando las posibilidades y el coste de la retirada de todos los materiales aplicados y la correcta restauración de la pieza del siglo XVI. Y los estudios del Servicio de Patrimonio Histórico afirman que «teniendo en cuenta el alto porcentaje de policromía eliminada, y la realización de tratamientos irreversibles como "hidratar" la madera con aceite de linaza, será imposible alcanzar los objetivos de conservación integral y respetuosa de esta importante pieza». «Una restauración científica en el estado en que se encuentra ahora la pieza puede devolver parte de su valor histórico artístico, pero sin llegar al punto de partida, ya que varias de las actuaciones han sido irreversibles», añade el texto.

Tras la finalización el pasado 5 de julio de los estudios radiológicos (fotos con rayos X) de la pieza para evaluar la conservación de las capas con policromías históricas, está previsto que mañana se inicien las catas y pruebas para valorar el coste de retirada de materiales añadidos, fijación y recuperación de capas históricas. Posteriormente, se afrontará la reversión de la escultura al estado previo a la intervención. En ese momento será posible valorar los daños que las policromías originales han sufrido, y después se valorará cuál es la mejor restauración posible.

Proceso penal

La directora general de Cultura de Navarra, Dori López Jurío, ha dictado una resolución por la que se envía a la Fiscalía Superior de la Comunidad Foral de Navarra la información requerida en las diligencias de investigación penal relativas a la intervención practicada en la talla policromada de San Jorge, de la iglesia de San Miguel de Estella-Lizarra. Estas diligencias se derivan de la denuncia que la Asociación de conservadores Restauradores de España ha interpuesto contra la empresa Karmacolor Estella-Lizarra.

Una talla del siglo XVI

La talla de San Jorge a caballo se realizó hacia 1500, en estilo gótico hispanoflamenco. Forma parte del Registro de Patrimonio Cultural de Navarra como Bien Inventariado. Se trata de una escultura de gran tamaño (200x150 cm), realizada en madera de nogal y de unos 250 kg de peso. Representa al santo a caballo abatiendo al dragón. El protagonista está vestido de guerrero, con el yelmo levantado, de modo que deja ver su rostro. Su autor fue probablemente el maestro Tarín o Terín, natural de Zaragoza y afincado en Estella, autor de varias obras como el san Miguel titular de la parroquia, el Cristo y la santa Águeda en San Miguel de Estella, el Cristo y el san Juan Evangelista en Lerín, el san Bricio de san Martín de Ecala y los santos Juanes de Muruzábal. El maestro Terín, sobre el que hay bastante información, trabajó en colaboración con el pintor puentesino Diego Polo, quien se encargaba de la tablas pintadas y del dorado y policromado de las tallas. La talla de San Jorge y el dragón se integra en una de las líneas de trabajo del Servicio de Patrimonio Histórico en torno al estudio y visualización de la escultura tardogótica en Navarra.