A la derecha, el cuadro de Baquiat visto con luz ultravioleta
A la derecha, el cuadro de Baquiat visto con luz ultravioleta - ©Longevity Art Preservation

Destapan los dibujos con tinta invisible que Basquiat ocultó en su obra

Una conservadora de arte de Nueva York ha descubierto unas inscripciones hechas con tinta invisible en una obra que el artista hizo en 1982

Actualizado:

Ocurrió por casualidad, como tantas cosas. Hace un mes, Emily Macdonald-Korth, una conservadora de arte de Nueva York, comenzó a realizar un análisis de una pintura de Basquiat de 1981, para confimar su autenticidad, tal y como le había pedido un cliente.

El procedimiento no tenía nada de anómalo: realizar un análisis de los pigmentos, tomar fotografías técnicas y observar la imagen bajo luces ultravioletas e infrarrojas, que se utilizan para detectar barnices u otros signos de reparación en una pintura. Fue con esta última, según informa « Artnet», con la que descubrió los otros dibujos de Basquiat, hechos con tinta invisible.

Se trataba de dos flechas dibujadas en lo que parecía un crayón de luz negra, prácticamente idénticas a otras flechas dibujadas visiblemente en el lienzo con palos de aceite rojo y negro. «Nunca había visto algo así», afirmaba Macdonald-Korth al mismo medio. «Básicamente hizo una parte de esta pintura totalmente secreta».

Lo que no está claro es si el artista utilizaba estos dibujos como una plantilla o los consideraba parte de la obra definitiva. Macdonald-Korth apuesta por la segunda opción, como si Basquiat crease una suerte de juego en el lienzo.

No es la primera vez que se encuentran señales de tinta invisible en una obra de Basquiat. Ya en 2012, la casa de subastas Sotheby’s de Londres descubrió que su pintura «Orange Sports Figure», de 1982, tenía una firma invisible en su esquina inferior derecha. Por ello, esto podría considerarse una suerte de clave que debe ser descifrada. «Cualquier persona que tenga un Basquiat debe obtener una linterna de luz ultravioleta de onda larga», remataba Macdonald-Korth.