La caverna de Platón se vacía de «Gusogramas»
La muestra «Gusogramas», de María Luisa Sanjuán, puede verse en Del Sol St. (Santander)

La caverna de Platón se vacía de «Gusogramas»

Maria Luisa Sanjuán presenta sus «Gusogramas» en la Galería Del Sol St. de Santander

I. M. RODRIGO |
MADRIDActualizado:

«No veas un “cuadro”. No persigas mundos imaginarios. No busques tema alguno ni orden abstracto, ni representación de la nada, sólo formas apresadas en la luz, para que tú las mires. Y sean tuyas». Así sugiere María Luisa Sanjuán que sean contemplados sus «Gusogramas», que pueden verse en una muestra hasta el 13 de marzo en la galería Del Sol St. de Santander. Frente a receta tan artística como útil, conviene hacer caso a la artista y dejarse llevar por el viaje que emprendes cuando recorres la senda de los 15 «Gusogramas» que componen la exposición. Entras en un paisaje dadaísta de recovecos sugerentes y poéticos, donde la interpretación más que nunca toma las riendas de la razón del viajante, extasiado ante las infinitas posibilidades que cada «Gusograma», estación de ferrocarril con destino al infinito artístico, le ofrece. Son los (gratos) efectos secundarios de su visita y así los experimentará aquél que se atreva a desafiar las leyes de la (irra)cionalidad del arte y planee, cual pájaro avizor de inspiración mundana, en esta muestra de Maria Luisa Sanjuán. No obstante, la trayectoria de esta artista cántabra es tan polifacética como sugerentes sus «Gusogramas», esculturas en alambre y fotograma sin cámara, procesados y revelados manualmente en cuarto oscuro sobre papel fotográfico en blanco y negro, para cuya elaboración Gús (así es como se la conoce) buscó inspiración en «su caverna platónica».

Dadaísmo y realidad

Una vez allí, a buen seguro fue dulce víctima de su poderosa creatividad, pues el resultado son unas obras únicas, «homenaje al dadaísmo, a las viejas vanguardias y a las técnicas fotográficas utilizadas por

Man Ray

Tristán Tzara

con sentido único y un claro destino: el arte en cuya solapa prende la característica de «muy especial»