La exposición estará abierta al público hasta el 6 de octubre
La exposición estará abierta al público hasta el 6 de octubre - EFE

El Bellas Artes de Bilbao exhibe fotografías y películas inéditas de los hermanos Zubiaurre

El museo recopila 2.500 documentos que demuestran el acercamiento de Valentín y Ramón al séptimo arte

BilbaoActualizado:

Es de sobra conocida la contribución a la pintura de Valentín y Ramón de Zubiaurre, pero no tanto su inquietud por la fotografía y el cine. El Museo Bellas Artes de Bilbao ha obtenido las pruebas físicas del acercamiento de ambos artistas al mundo de la imagen, del que se guarda un importante fondo compuesto por más de 1.200 documentos.

Destaca el museo que las fotografías y los vídeos legados por la propia familia Zubiaurre no han de contemplarse desde un enfoque «tradicional», como el artístico o el documental, si bien afirma que ni Ramón ni Valentín fueron «aficionados al uso», pues «su formación pictórica los dotaba de una extensa cultura visual, una capacidad para mirar la realidad y generar imágenes muy superior a la media de los “amateurs” de su tiempo».

De hecho, los hermanos Zubiaurre mostraron desde su más temprana juventud una marcada afición a construir relatos con la imagen fotográfica fija. «Un cierto anhelo precinematográfico», apuntaron desde la pinacoteca bilbaína, «que multiplicaba sus posibilidades expresivas en este campo con el auxilio de los textos que la madre de estos fotógrafos escribió al pie de las fotografías».

EFE
EFE

De esta forma, Valentín y Ramón construyeron a través de las fotografías y las películas un imaginario que permite conectar estos dos medios con su producción pictórica. Todo se alimenta de una misma realidad social, cultura y paisajística que la familia Zubiaurre frecuentó a lo largo de toda su vida y que acabó conformando el universo temático del que se nutre la mayor parte de su obra artística.

Protagonismo de la familia

La muestra, que estará abierta al público desde este miércoles hasta el 6 de octubre, está constituida por más de 1.200 ejemplares fotográficos —placas negativas de cristal y copias positivas, encuadernadas y sueltas— y 27 películas. Según apuntó el director del museo Bellas Artes, Miguel Zugaza, se trata de un material «inédito» que «aporta gran protagonismo a la familia».

Zugaza destacó «El cuento del abuelo», una fotografía que los hermanos Zubiaurre desarrollaron posteriormente en formato película que será exhibida durante la inauguración de la exposición.

En la presentación de ayer intervino también el fotógrafo e historiador Ricardo González, que ahondó en que la «primera emoción» que ofrece la muestra es la posibilidad de «asistir a tiempos pasados». González destacó que las fotografías y las películas no tienen autoría concreta. Son «Los Zubiaurre», destacó, pues a veces documentaban ellos, otra la familia, e incluso terceros. «Es precisamente ese “amateurismo” fotográfico lo que ameniza y aporta diversión a esta memoria gráfica», alegó.