Carmen Thyssen atiende a los medios en el Museo Thyssen con «Santa Catalina de Alejandría» de Caravaggio al fondo
Carmen Thyssen atiende a los medios en el Museo Thyssen con «Santa Catalina de Alejandría» de Caravaggio al fondo - EFE

Carmen Thyssen: «Habrá acuerdo porque España se lo merece»

El 31 de este mes vence la última prórroga del préstamo gratuito de parte de su colección al Estado español. La baronesa confía en que se firme un acuerdo por veinte años

MadridActualizado:

Negociación entre el Gobierno y la baronesa Thyssen para llegar a un acuerdo sobre su colección privada. Toma vigésimo... ya hemos perdido la cuenta. Qué lejos queda aquel 1999, cuando Mariano Rajoy, siendo ministro de Cultura, firmara un protocolo de intenciones de préstamo temporal gratuito al Estado español por 11 años renovables, de 655 obras de la colección Carmen Thyssen. Se hizo efectivo en 2002. Nueve ministros de Cultura después (Mariano Rajoy, Pilar del Castillo, Carmen Calvo, César Antonio Molina, Ángeles González-Sinde, José Ignacio Wert, Íñigo Méndez de Vigo, Màxim Huerta y José Guirao), seguimos sin fumata blanca. Aún no «habemus» acuerdo.

Desde 2013 ha habido sucesivas prórrogas anuales, semestrales y hasta por tres meses; intentos de compra (con Carmen Calvo) y de alquiler (con González-Sinde), una merma en las obras depositadas (de 655 obras se pasó a 429, de las cuales se exhiben unas 250) y hasta la venta de una de las joyas de su colección («La esclusa», de Constable) y el tanteo de alguna otra. El pasado 30 de junio, ya con el nuevo Gobierno, expiraba el penúltimo plazo. Se acordó otra prórroga hasta finales de año. Y Nochevieja se acerca peligrosamente.

Santa Catalina y Caravaggio

Esta mañana, la baronesa Thyssen acudía a la presentación de la restauración de una de las joyas del Museo Thyssen, «Santa Catalina de Alejandría», de Caravaggio, de la que ABC dio buena cuenta en octubre. Tita es capaz de eclipsar a Santa Catalina y al mismísimo Caravaggio. Y así ocurrió. Se llevó todos los flashes. «Estamos ahí, negociando. Yo creo que sí habrá acuerdo. Estamos luchando para que salga todo bien y llegue un acuerdo, porque España se lo merece». Minutos después atiende vía telefónica a ABC. ¿Cuándo habrá acuerdo? «Tiene que ser antes de finales de este mes porque se acaba el contrato que tenemos firmado». Pero, ¿van bien las negociaciones? «Parece que bastante bien». Sus interlocutores son el ministro de Cultura, José Guirao, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. «Fue una ministra de Cultura con mucha sabiduría», apunta la baronesa. «Ambos conocen la colección, saben de qué va, son entendidos en arte».

Sin unos nuevos presupuestos, no habría forma de aprobar una partida, en caso de que el acuerdo prevea una compensación económica en forma de alquiler de las obras. ¿Habría alguna compensación económica? «Yo no hablo de estos temas, lo tratan los abogados. Pero tengo herederos. No puedo pensar en mí solamente». ¿Su propuesta de acuerdo es por diez años? «O más». ¿15? ¿20? «Sí, más o menos, 20». ¿Podría no cerrarse? «Hay interés por parte de otros países pero no quiero. He luchado tanto y he hecho tantos sacrificios por que este museo se abriese en Madrid... Y sigo haciendo sacrificios para continuar». ¿Estaría dispuesta a conceder una nueva prórroga? «Yo siempre voy a ayudar en lo que pueda». ¿Los abogados de ambas partes siguen reunidos en estas fechas?«No tienen más remedio». ¿Nos tomaremos las uvas con un acuerdo cerrado? «Ojalá». De momento, no suelta prenda. ¿Le tirará de la lengua Jordi Évole en la entrevista que le hará hoy en el Museo Thyssen?

Fuentes del Ministerio de Cultura confirman a ABC que «se sigue con las conversaciones y que, si no se llega al 31 de diciembre con un acuerdo, lo normal es que se prorrogue». A este paso, veremos a la baronesa negociando con un décimo ministro de Cultura. Al tiempo.