Entrada a la Academia de Bellas Artes
Entrada a la Academia de Bellas Artes - Guillermo Navarro

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid evalúan los daños a las esculturas de la Academia

La institución notificó ayer la existencia de daños en al menos una de sus obras, el «Hércules Farnese»

MadridActualizado:

Técnicos del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid evalúan la envergadura de los daños en una escultura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y si éstos han sido provocados por las obras que se desarrollan en la vecina plaza de Canalejas.

La institución notificó ayer la existencia de daños en al menos una de sus esculturas, el «Hércules Farnese», que atribuyó a «los trabajos que se están realizando en las proximidades del edificio». Hoy lunes, la reanudación de las obras ha puesto en peligro otra escultura, «La Flora», por lo que el director de la Real Academia se ha puesto de nuevo en contacto con el Ayuntamiento.

Anteriormente la cuenta oficial de Twitter de la Academia de Bellas Artes, la de más larga trayectoria y mayor vigencia cultural en España, informó de que habían decidido clausurar tres salas que dan a la calle Alcalá de Madrid, concretamente las número 19, 20 y 21, que acogen piezas de Francisco de Goya, Giuseppe Arcimboldo, Pedro Pablo Rubens y Anton Van Dyck.

Varias obras se encuentran actualmente en ejecución en las cercanías del museo. Estas están vinculadas al proyecto destinado a unir seis edificios protegidos de la calle Alcalá y de la plaza de Canalejas en una única manzana, para construir un hotel y un centro comercial junto a la Puerta del Sol.

En estos momentos, el director general de Control de la Edificación del Ayuntamiento de Madrid, Juan Carlos Álvarez Rodríguez, se encuentra en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando para «proteger el patrimonio cultural», aunque la obra del complejo Canalejas es de carácter privado, han indicado a Efe fuentes del Consistorio madrileño.

Por su parte, la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid no fue informada sobre los daños por ninguna de las partes implicadas, han señalado a Efe fuentes de la Consejería madrileña de Cultura, Turismo y Deportes.

Después de enterarse de los daños a través de los medios de comunicación, la directora general de Patrimonio Cultural de la Comunidad, Paloma Sobrini, ha estado en contacto permanente con el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Fernando de Terán.

A lo largo del día de hoy, habrá reuniones para que los técnicos de Patrimonio analicen si ha habido daños en las obras de arte y si los ha habido también en el edificio. Hay que dejar que los técnicos hagan su trabajo y determinen si el uso de maquinaria pesada podría ser el causante de los daños.

Tanto la Administración local como la regional tienen la capacidad de paralizar los trabajos en la plaza de Canalejas para «proteger el patrimonio».