AFP

Austria, alarmada por los actos vandálicos contra una exposición de supervivientes del holocausto

No cesan los ataques contra la muestra, titulada «Lest we forget» («No olvidemos»)

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El fotógrafo italo-alemán Luigi Toscano inauguraba en las céntricas calles de Viena «Lest we forget» («No olvidemos»). Realizada con fotos de gran tamaño de supervivientes de Holocausto, tiene como objetivo luchar contra el olvido del genocidio realizado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, los cerca de ochenta retratos, cuyos protagonistas tienen entre 85 y 96 años, no cesan de sufrir ataques. Hace unos días, algunos de ellos fueron cubiertos con cruces esvásticas y otras pintadas ofensivas contra los judíos, que ya han sido borradas. Ayer, la capital austriaca amanecía con otras de las piezas rajadas con un cuchillo.

Estos actos de vandalismo han sido calificados de «alarmantes» por el presidente federal austríaco, Alexander Van der Bellen, quien expresaba en Twitter su «profunda consternación» por lo sucedido.

«Sé que la gran mayoría de la sociedad austríaca rechaza con claridad los crímenes del nazismo. Es desgarrador que haya personas que no saben afrontar la verdad y la advertencia que expresan estas fotos», ha agregado el presidente. «#Nunca más no debe ser solo una expresión - tenemos que vivirlo cada día!», ha concluido Van der Bellen de acuerdo con Efe.

Apología del nazismo

El autor de los retratos vandalizados, Luigi Toscano
El autor de los retratos vandalizados, Luigi Toscano - AFP

El autor de los retratos, Luigi Toscano, ha afirmado que está «devastado». En declaraciones a AFP, este fotógrafo italiano-alemán apuntaba que era «la primera vez» que esta exposición, que ya ha estado en países como Alemania, Rusia o Estados Unidos estaba sufriendo tales ataques.

«Esta es la decimotercera ocasión en la que se muestran, ha habido pequeños daños sin motivaciones políticas, pero nada de esta proporción. Aquí se expresa la derecha más radical», ha aseverado.

Todas las personas retratadas tienen hoy entre 85 y 96 años de edad, como la estadounidense de origen vienés, Susan Cernyak, una superviviente del campo de exterminio de Auschwitz, quien dedicó a esta muestra la siguiente frase: «Si nos olvidamos del pasado, estaremos condenados a repetirlo».

Varias asociaciones, entre las que se incluyen un grupo de jóvenes musulmanes, han prestado voluntarios para realizar tareas de vigilandia en torno a la exposición.

Austria, con una de las leyes más sancionadoras con respecto a la apología del nazismo, asiste a un repunte de acuerdo con un informe de la plataforma «Foro contra el antisemitismo». La institución identificó 503 actos antisemitas en el país en 2017, el doble que en 2014.

Aliado hasta hace poco con el partido de extrema derecha FPÖ, el canciller conservador Sebastian Kurz ha hecho de las relaciones con Israel una prioridad de su política exterior y afirma regularmente la determinación de su gobierno para combatir el antisemitismo.