Tania Bruguera en La Habana en 2015
Tania Bruguera en La Habana en 2015

Arrestan en Cuba a la artista Tania Bruguera por segunda vez en dos días

«Tania estuvo libre sólo unas horas. Ha sido arrestada nuevamente y no sabemos dónde está», dijo a Efe su hermana, Déborah Bruguera

Actualizado:

La artista y activista cubana Tania Bruguera fue detenida hoy por segunda vez en dos días y permanece arrestada junto a otros creadores por protestar contra un nuevo decreto del Gobierno cubano que regula el sector artístico y que parte del colectivo considera una herramienta de censura.

Bruguera fue detenida por primera vez la mañana del lunes cuando se dirigía a una sentada pacífica a las puertas del Ministerio de Cultura, donde también fueron apresados los artistas Michel Matos y Amaury Pacheco.

«Tania estuvo libre sólo unas horas. Ha sido arrestada nuevamente y no sabemos dónde está», dijo a Efe su hermana, Déborah Bruguera.

Tras ser liberada, la artista se dirigió de nuevo al Ministerio, por lo que las autoridades la detuvieron de nuevo junto a otro miembro del colectivo que la acompañaba, el poeta Javier Moreno, explicó a Efe la coordinadora de la Campaña contra el Decreto 349, Iris Ruiz.

Ruiz afirmó que Bruguera está en paradero desconocido y que su teléfono móvil no funciona, mientras otros dos artistas, Luis Manuel Otero Alcántara y Yanelys Núñez Leyva, están recluidos «en prisiones de tránsito» a la espera de que se dictaminen o no sanciones contra ellos.

Varios creadores contrarios al Decreto 349, cuya entrada en vigor está prevista en unos días, habían programado entre este lunes y el próximo viernes «una sentada pacífica de protesta, leer poesía y hacer performances» para intentar que la norma no se aplicara y el Ministerio valorara su política cultural, según la coordinadora.

Bruguera –conocida por sus performances de tinte político y por haber participado en eventos en la Tate Modern de Londres y el MoMA de Nueva York entre otros– había acordado junto a otros miembros del colectivo iniciar una huelga de hambre y sed si eran detenidos.

El punto más polémico del Decreto 349 es el que obliga a que los artistas estén adscritos a una institución cultural del Estado, a la que deben solicitar permiso expreso para poder actuar, exponer y comercializar su trabajo.

El Gobierno cubano negó la semana pasada que el polémico Decreto sea una herramienta de censura y adujo que es un «avance para detener la oleada globalizadora y sus imitaciones nacionales», así como "el retroceso de la calidad del consumo cultural"

Las infracciones a la nueva normativa, en vigor el próximo 7 de diciembre, conllevan multas de diversa cuantía, confiscación de instrumentos, cancelación de espectáculos y/o suspensión de licencias.

La organización Amnistía Internacional ha denunciado que la nueva ordenanza «contravendría no solo el derecho a la libertad de expresión de quienes desarrollan actividades artísticas en Cuba, sino también el derecho de toda persona a buscar y recibir información e ideas de toda índole».

En noviembre también el departamento de Estado de Estados Unidos se pronunció en contra del decreto y pidió a La Habana, por boca de la nueva secretaria adjunta de Estado de EE.UU. para Latinoamérica y el Caribe, Kimberly Breier, «deshacerse de esta vergonzosa ley».

El Gobierno cubano considera a los críticos del 349 «enemigos de la Revolución» que «han manipulado y han orquestado una campaña en la que lo presentan como un ataque inexistente a la libertad de creación», según una representante del Ministerio de Cultura.