El ilustrador Antonio Lorente
El ilustrador Antonio Lorente - ABC
Entrevista

Antonio Lorente aplica el filtro «surrealista pop» al clásico «Peter Pan»

El ilustrador almeriense se ha encargado de «dar un giro» a los personajes de la obra literaria de J. M. Barrie, reeditada por Edelvives

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dice Antonio Lorente (Almería, 1987), ilustrador de la nueva edición de «Peter Pan» (Edelvives), que le encanta provocar, aunque engañe su «cara de bueno». Él es más del capitán Garfio; tanto que se miró al espejo para dibujarlo. «Los malos de las películas siempre me gustaban de pequeño. Les veía más personalidad e incluso belleza que a los buenos. ¡Las malas de Disney son más guapas! Blancanieves es una pepona y la mala parece Mónica Naranjo», comenta durante la entrevista en el Museo ABC. Aún así, se queda con Peter: «Es el bueno de mi historia». Es precisamente a su (hada) madrina, «Pepita Nicolás», a la que dedica este trabajo. «Ella no tiene hijos y soy lo más parecido a uno; la trato como a una madre».

Portada de «Peter Pan»
Portada de «Peter Pan» - Edelvives

Tras ilustrar «Genios», un repaso a veinte visionarios del Siglo XX, este licenciado en Bellas Artes recogió el guante de Edelvives para «dar un giro» a los personajes del clásico literario de J. M. Barrie, concretamente «Peter Pan en los jardines de Kensington» (1906) y «Peter Pan y Wendy» (1911). Para ello rompió «por completo» con la obra de sus ilustradores clásicos como Arthur Rackham. «Si hay algún tipo de similitud es porque el libro no permite cambiarlo o por pura casualidad –matiza– hay ilustraciones que casi ni cuenta Barrie».

«Pretendía hacerlo más contemporáneo; hacer un Peter más andrógino para que las chicas también se sintieran identificadas. Cuando conocí al personaje, lo vi muy asexual y angelito, un elfito de río». A Wendy le despojó de su pelo rubio, sus ojos azules y su camisón.

Este reto, el de ilustrar digitalmente una historia que la cultura popular ha inmortalizado en tantas ocasiones, ha durado casi un año y conecta inevitablemente con su infancia: «Siempre he sido muy Peter Pan, desde niño. Mi madre me decía “¡Madura!”. Es un personaje que siempre me ha apasionado, pero yo tenía la versión edulcorada de Disney, la que casi todos conocemos más o menos; el niño de gorrito verde...».

El estilo de Antonio Lorente bebe del surrealismo pop, pero también de la pintura clásica renacentista

En estos nuevos dibujos, el desproporcionado tamaño de la cabeza y los ojos de personajes como Peter Pan, Wendy y Garfio tiene un evidente porqué. Su estilo «bebe mucho del surrealismo pop [lowbrow]» y nombres de cabecera como Mark Ryden y Margaret Keane, la «reina madre» de este movimiento contracultural que le apasiona desde sus años de universidad.

El almeriense ha intentado mezclarlo y equilibrarlo con su otra influencia principal: la literatura y la pintura clásica renacentista. «Es complicado que haya una belleza dentro de esa desproporción. Siempre intento que los ojos sean un elemento fundamental en mi pintura; que, a través de ellos, mis personajes cuenten si están tristes o melancólicos, que se les vea el alma», explica.

Ilustraciones de «Peter Pan»
Ilustraciones de «Peter Pan» - Edelvives

Aunque el principal modelo para los dibujos fue el propio texto de Barrie –que leyó hasta tres veces tras el encargo–, la otra gran referencia han sido sus dos sobrinos mellizos de once años, hasta el punto de que ya los ve «como Peter y Wendy». «¡He acabado con su identidad!», bromea. Como buen observador tiró de la mejor hemeroteca posible para su inspiración: amigos... desconocidos en el transporte público... e incluso celebridades como Cara Delevinge, molde para Wendy, a cuya dualidad («tiene un punto de malilla y celosa con Peter Pan, pero a la vez dulce») dio muchas vueltas.

Durante el proceso de documentación, el almeriense se empapó «de todo», incluso de películas y tesinas: «Al final, creé tal mezcla en mi cabeza que hacía cosas que no estaban en el libro original. Me hice tal caos que tuve que volver a leer el libro otra vez. Nunca más lo haré porque te contamina tanta información».

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Antonio Lorente (@antonioilustrando) el

La provocación vertebra toda la obra de Antonio Lorente a tenor de sus ilustraciones que muestran a Epi & Blas dándose un morreo con lengua o a Lorca & Dalí abrazados de manera romántica. «¿Por qué no hay ninguna foto de ellos si realmente tuvieron una historia de amor? Pues yo la hago para que se recuerde», reivindica. En su trabajo también están muy presentes la homosexualidad y el género: «Me encanta el tema de las mujeres fuertes e independientes».

Tras «Peter Pan», a Lorente le gustaría ilustrar otra historia popularizada por la factoría Disney: «La bella y la bestia». «Los clásicos, al final, dan mucho juego. No es igual que hacer una obra nueva, que eres tú quien le da una identidad. Es muy complicado porque tienes que intentar romper con todo lo que hay y que la gente lo acepte de alguna manera».